Tres locales de juegos y apuestas permitían el acceso a menores.

La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria ha denunciado a varios establecimientos de juego y apuestas de la capital por permitir el acceso a los mismos a menores de edad, acceso prohibido por Ley. Las actuaciones policiales forman parte de una campaña de control de este tipo de locales y las primeras inspecciones han tenido lugar, hasta el momento, en establecimientos de juego y apuestas en los barrios de Guanarteme, Mesa y López, Siete Palmas, Tamaraceite y el Polígono de San Cristóbal. Fruto de las mismas se produjo la identificación de tres menores de edad en distintos recintos de estos barrios.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha puesto en marcha una campaña de prevención y control sobre el acceso al juego y las apuestas por menores de edad, articulada a través del Cuerpo de Policía Local de la capital en vista del auge progresivo de este tipo de locales en la ciudad.

La Policía Local inicia esta campaña teniendo en cuenta un estudio reciente realizado por la Dirección General de Infancia y Familia del Gobierno de Canarias que indica que al menos el 10% de los adolescentes del Archipiélago han participado en algún tipo de apuesta.

Ese mismo estudio concluye que el auge de las agencias de juego en los últimos años, principalmente en relación con las apuestas deportivas, ha seducido a los más jóvenes de la sociedad y el perfil de adicto al juego es ahora el de un joven de entre 20 y 25 años, que inició su adicción a las apuestas cuando aún era menor de edad.

De ahí que la Policía Local, por medio de los agentes de la Unidad de Protección y Acompañamiento Local (UPAL), haya iniciado un plan de control sobre los establecimientos físicos de la ciudad cuya actividad principal es el acceso a los diversos tipos de apuestas, especialmente de ámbito deportivo.

Los primeros controles policiales se han desarrollado en locales de Guanarteme, Mesa y López, Siete Palmas, Tamaraceite y el Polígono de San Cristóbal, donde la Policía Local ha detectado ya tres casos donde menores con 15, 16 y hasta de 12 años de edad, es encontraban en el interior de locales de apuestas deportivas a los que tienen totalmente prohibido el acceso.

En todos los casos detectados, los agentes policiales han levantado acta y propuesto para sanción a los titulares de los respectivos establecimientos por la comisión de una infracción grave a ley autonómica de juegos y apuestas, castigada con multas que oscilan entre 1.501 y 10.000 euros.

Asimismo, los agentes localizaron en cada caso a los padres del menor, informando a estos de la situación y de la no conveniencia de que el mismo participe o acuda a este tipo de actividades, así como de la posibilidad de hacerlo a través de internet con suma facilidad, haciéndoles entrega del mismo.

Las denuncias interpuestas por la Policía Local son remitidas al Gobierno de Canarias, administración competente en la materia para instruir el procedimiento sancionador. Igualmente, en prevención de una posible situación de desprotección de los menores, los agentes han informado de los hechos al Ministerio Fiscal.

Se dio la circunstancia de que en el local de apuestas donde los policías hallaron al menor de 12 años, la madre del mismo realizaba en ese momento trabajos de limpieza en el interior del establecimiento, pese a carecer de relación contractual alguna con el mismo. Estos hechos, por su parte, han sido puestos en conocimiento de Inspección de Trabajo por los agentes policiales.

La Policía Local, a través de los componentes de la UPAL, continúa desarrollando este plan preventivo de protección del menor en materia de juego y apuestas, y las inspecciones en establecimientos de esta naturaleza continuarán en lo que queda de año y durante el año próximo.
Gabinete de Información y Comunicación de la Policía Local
Vídeos destacados: