Detenidos por violencia de género en Escaleritas y Schamann.

El último caso de violencia de género en Las Palmas de Gran Canaria ocurrió el pasado viernes en el barrio de Escaleritas, por el que la Policía Local recibió un aviso al teléfono 092 alertando de un varón sangrando en la calle Juan Rodríguez Quegles.

Una patrulla de la Unidad de Distritos de la Policía Local se trasladó entonces al lugar, hallando a un joven de 27 años que estaba siendo atendido por una ambulancia por un corte en su pierna izquierda.

Los policías se entrevistaron con la expareja del joven, que estaba presente en el lugar y les relató que este la estaba amenazando desde el día anterior y minutos antes se había presentado en su casa y la había agredido llegándola a tirar al suelo. Antes de marcharse le propinó una patada a la puerta de cristal del portal, produciéndose así el corte en la pierna.

El joven, nacido en Las Palmas de Gran Canaria, fue detenido por los agentes, quienes tuvieron que custodiarle durante su estancia en un hospital hasta ser curado de su herida y trasladado a dependencias policiales por un delito de violencia de género.

Tan solo un día antes, la Policía Local había tenido que proceder durante la tarde del jueves a la detención de otro hombre de 58 años tras acudir su pareja a dependencias policiales para denunciar que este le había agredido en plena vía pública durante la mañana del mismo día, aportando incluso un parte médico por hematomas en ambos brazos.

En este caso, la víctima trabajaba para su pareja en un bar en el barrio de Schamann, y al pedirle que le pagara el sueldo que le debía, el hombre había perdido el control y terminado por agredirla, empujándola después hacia la calle desde el interior del bar.

Fueron agentes de la Unidad de Protección y Acompañamiento Local (UPAL) de la Policía Local los que procedieron a su detención con apoyo de una patrulla de la Unidad de Distritos.

En ambos casos, los agentes de la UPAL de la Policía Local prestaron protección a la víctima, informándoles de sus derechos y trasladándoles a un centro sanitario y a dependencias policiales para presentar la correspondiente denuncia.

La Policía Local ha recordado que las mujeres que necesiten ayudan policial por haber sufrido cualquier tipo de violencia disponen del teléfono 092. Asimismo, en el teléfono gratuito 016 disponen de un servicio las 24 horas especializado en atención a víctimas de violencia de género y que no queda registrado en la factura telefónica.
Gabinete de Información y Comunicación de la Policía Local
Vídeos destacados: