La papa de Gran Canaria, protagonista del fin de semana en Teror.

La Feria Insular de la Papa de Gran Canaria que se celebra estos días en la Villa de Teror reúne hasta 31 variedades diferentes que estarán expuestas durante el fin de semana en las instalaciones del Palacio Episcopal, una iniciativa abierta al público que ya va por su segunda edición y que da visibilidad tanto al producto, de gran valor gastronómico, como a sus productores.

Un producto que, tal y como detalló el presidente accidental del Cabildo, Pedro Justo Brito, representa uno de los referentes en el sector primario de Gran Canaria, principal consumidora de la papa que se produce en la Isla.

En este sentido, promover este encuentro monográfico sobre la papa grancanaria contribuye a que el sector “se actualice y avance hacia el futuro, que los productores puedan obtener una renta adecuada y que exista un relevo generacional” para seguir produciendo una papa de excelente calidad en la Isla.

La Feria, una iniciativa de la Consejería de Sector Primario y Soberanía Alimentaria del Cabildo en colaboración con el Ayuntamiento de la Villa de Teror, cuenta con una exposición de las 31 variedades analizadas, una ponencia técnica sobre las plagas más importantes, catas, cocina en directo, exposición de publicaciones y la proyección continua del video sobre todos los procesos de los ensayos y cata de 2018, entre otros contenidos.

Este evento puede hacerse gracias al Programa de Desarrollo del Cultivo de la Papa en Gran Canaria auspiciado por el Cabildo y es el resultado del ensayo de 31 variedades de papas plantadas en la Finca de Osorio en marzo de este año y recogidas el pasado 24 de julio, que culminó con la celebración de la X Cata Insular de Papas de Gran Canaria el pasado 4 de agosto.

La Feria, de gran trascendencia para el sector papero de la Isla, se convertirá por segundo año consecutivo en punto de encuentro para agricultores, comercializadores, consumidores y la sociedad en general para dar a conocer los resultados obtenidos de todos estos trabajos, además de disfrutar las virtudes gastronómicas de la papa en el marco de los actos de las Fiestas en Honor a la Patrona de la Isla, la Virgen del Pino.

La papa cuenta en Gran Canaria con más de 1.000 Hectáreas repartidas por toda la geografía insular, que producen más de 18.000.000 kilogramos de papas para consumo local. Esto quiere decir que en Gran Canaria se producen más del 50 por ciento del total de papas consumidas, porcentaje algo superior al recomendado por la FAO para la soberanía alimentaria de los pueblos.

De las 31 variedades ensayadas, 27 superan los 37.000 kg por hectárea, producción de referencia nacional, con rendimientos, en la mayoría de las variedades, que van desde los 50.000 a los 120.000 kg por hectárea.

Entre las variedades cultivadas se encuentran papas con el color de la piel blanca, roja o rosada, blanca con ojo rosado o violetas y ojo violeta. Asimismo, el color interno puede ser blanco, crema, amarillo o incluso violeta.

Los primeros datos históricos relativos al cultivo de la papa en la isla de Gran Canaria, se remonta al año 1573, el mismo año en que, según los investigadores, se produjo la primera entrada de papas en Europa.
Vídeos destacados: