Cuentos Eróticos por los rincones de Vegueta.

La Biblioteca Insular del Cabildo propone la XIII edición del circuito ‘Cuentos Eróticos por los rincones de Vegueta’

* Entre las 23.00 horas del viernes, 4 de mayo, y la una de la madrugada del sábado, Begoña Perera, José Manuel Garzón, Tania Muñoz y Noemí Caballer, ofrecerán una selección de relatos en distintos espacios urbanos amenizados por el jazz de una ‘dixieland’

Las Palmas de Gran Canaria, 2 de mayo de 2018.- La Biblioteca Insular de Gran Canaria impulsa este viernes próximo, 4 de mayo, una nueva edición de la sugerente iniciativa ‘Cuentos eróticos por los rincones’, un itinerario de narración oral previsto, a partir de las 23.00 horas, por distintas zonas del barrio histórico de Vegueta y con el concurso de los narradores y narradoras Begoña Perera, José Manuel Garzón, Tania Muñoz y Noemí Caballer.

La actividad, que desde hace doce años demuestra la capacidad de influjo y deleite erótico que puede tener la palabra, arrancará de la mano de la narradora canaria Begoña Perera, a las 23.00 horas, en la Plaza de las Ranas, a las puertas del centro bibliotecario gestionado por la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, y concluirá, ya entrada la madrugada, en la Plaza de San Antonio Abad, con la intervención conjunta de todos los narradores y narradoras mencionados. A lo largo del recorrido por Vegueta una banda dixieland irá templando los ánimos y los deseos que imponga al público la noche.

Sobre las 23.30 horas, la comitiva se trasladará desde la Biblioteca Insular a la Plaza del Pilar Nuevo, donde tomará la palabra el cuentista alicantino José Manuel Garzón, para proseguir con Tania Muñoz en la Plaza de Santa Ana (al filo de las 12.00 horas) y, más tarde (12.30 horas), en la Plaza Francisco María de León, con Noemí Caballer.

AMORES, JUEGOS Y PASIONES

Begoña Perera, que ha estado presente en tres ediciones anteriores, abrirá la sesión itinerante de cuentos eróticos por Vegueta con tres relatos. La canaria estima que en un cuento de perfil erótico nunca debería faltar “ritmo, descripciones muy cuidadas, sugerencias, complicidad, amores, juegos, pasiones, encuentros y desencuentros, pero siempre desde la cercanía y la veracidad. Mis historias conectan con el público huyendo de lo fantasioso”. Según Begoña Perera “la palabra aparece para sugerir, para activar el imaginario para que a continuación cada persona que la recibe tenga la total libertad para imaginar y jugar. El erotismo lo vinculamos a lo fantasioso y lo extraordinario porque nos exige jugar con nuestra pareja. Rehuimos de él por vergüenza y timidez y resulta que es una herramienta esencial para poder disfrutar del sexo en toda su plenitud”, explica Perera.

Garzón, que planteará su participación alrededor de cuentos clásicos extraídos de la literatura picaresca española entre los que figuran Sebastián de Orozco, algunos anónimos o Arcipreste de Hita, asegura que contar cuentos “es un arte de conversación con el público. Cuento cuentos para cambiar el mundo”. A su juicio el narrador de un cuento erótico “debe despertar la picardía que todos tenemos, porque se trata de hablar con coquetería de algo que a todos nos produce satisfacción pero que habitualmente no está presente en nuestras conversaciones. Solemos hablar de sexo, pero el erotismo es otra cosa y pertenece a otra esfera”, añade. Recuerda con cariño su concurso hace diez años en esta misma experiencia, y admite que “el cuento tiene que tener emoción y la emoción exige la irresistible presencia de la vida en cada uno de ellos. En esa verdad se sustenta el código de complicidad que se produce entre el narrador y el público que escucha”, concluye.

HUIR DE LO OBSCENO

Por su parte la barcelonesa Noemí Caballer, que participa por tercera ocasión en esta iniciativa de la Biblioteca Insular, viene desde 1994 reivindicando la narración como un acto humano necesario. “Los cuentos no tienen que entretener sino estremecer, conmover, emocionar, perturbar, angustiar, sobrecoger, entusiasmar, excitar, arropar…”, señala la narradora que tiene prevista una selección de historias adaptadas firmadas, entre otras, por la Jeanette Winterson, Mercedes Abad o Nuria Barrios.

Caballer apuesta por el juego de las sutilezas en sus sesiones tituladas ‘Cuentos en los labios’. “Trato que sean sugerentes y elegantes. No se dicen, pero se intuyen las imágenes. No me gusta ni como narradora, lectora o espectadoras lo zafio, lo grotesco y lo obsceno”, puntualiza.

La iniciativa ‘Cuentos eróticos por los rincones de Vegueta’ se articula como antesala de la verdadera fiesta de la palabra que es el Maratón de Cuentos que la Biblioteca Insular del Cabildo organiza desde hace 17 años, y que este año tendrá lugar el día 11 de mayo en el espacio de la Alameda de Colón.

En la tradición literaria hispana existe una jugosa corriente de erotismo que ha sido injustamente silenciada. Desde el Arcipreste de Hita hasta José Ángel Valente, pasando por Francisco de Quevedo, Félix María de Samaniego, Rubén Darío, Ramón de Campoamor, Pablo Neruda o Federico García Lorca, ningún poeta o escritor de talla ha dejado de cultivar este tipo de literatura, que no es un subgénero, sino una consecuencia directa de la libertad de espíritu.

Desde que el Cabildo grancanario, a través de su Biblioteca Insular, puso en marcha este circuito de cuentos eróticos por los rincones de Vegueta hace doce años, el éxito de público no ha cesado de crecer. El año pasado casi un millar de personas participaron en esta singular propuesta que se dota de una modesta infraestructura escénica (apenas un foco de luz y un micro para que los narradores puedan amplificar sus palabras), con la que es posible vivir y disfrutar también el casco histórico de la ciudad de otra manera. Cuentistas y cuentos, en definitiva, para todos los gustos y libidos; cuentos, en definitiva, para cada experiencia interior y la manera particular que cada uno y una tiene de conjugar el deseo.

Vídeos recomendados:

Las Palmas

Canarias