Ebrio y sin luces por la autopista, pillado por un agente fuera de servicio.

Un agente de la Guardia Civil libre de servicio localiza a un conductor bebido que puso en riesgo la seguridad vial en Gran Canaria

· Fue ayudado además por una patrulla de la Policía Nacional que circulaba por la misma vía

12 de febrero de 2018.- Agentes de la Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Las Palmas han investigado el pasado día 06 como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, a una persona de iniciales J.A.C.V. y nacionalidad española, tras ser requeridos por un agente de la misma unidad franco de servicio que fue ayudado a su vez por una pareja de agentes de la Policía Nacional.

En torno a las 20:20 horas del citado día, cuando el agente circulaba en su vehículo particular por la vía GC-1 en dirección sur y se dio cuenta de un vehículo que le precedía en la carretera que circulaba sin las luces reglamentarias, realizando maniobras de cambio de carril de manera errática, corrigiendo a cada momento la trayectoria de su vehículo.

Dado el potencial riesgo para la seguridad vial y dada su condición de agente de autoridad, decidió dar el alto al vehículo en cuestión para lo cual fue fundamental que justo en ese momento el agente divisara un vehículo oficial de la Policía Nacional detrás de su vehículo.

De esta manera el agente llamó la atención a la pareja de policías nacionales, que haciendo uso de los elementos de señalización lumínica y acústica reglamentarios de su vehículo, consiguieron detener en el carril de salida del

kilómetro 6.500 de la GC-1, donde comprobaron que el conductor del vehículo en cuestión presentaba claros síntomas de estar bajo los efectos de algún tipo de sustancia estupefaciente.

Tras dar aviso y llegar una patrulla de la Agrupación de Tráfico se le hizo a J.A.C.V. las pruebas de determinación de alcohol en aire espirado con un etilómetro de precisión, dando un primer resultado de 1,32 miligramos por litro en aire espirado, y el segundo -transcurriendo los 10 minutos preceptivos- con un resultado de 1’30 mg/l.

Por todo ello J.A.C.V. ha sido investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, al conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas del artículo 379.2 del Código penal y ha quedado a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de Telde.

Vídeos recomendados:

Noticias relacionadas:

data-matched-content-rows-num="4,2" data-matched-content-columns-num="1,2" data-matched-content-ui-type="image_stacked"