Dejó su perro encerrado, no quiso identificarse y agredió a un agente.

Agentes de la Unidad de Distritos de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria han detenido en la calle Castrillo a un hombre de 44 años de edad como presunto autor de un delito de atentado contra un agente de la autoridad.

Los hechos ocurrieron este miércoles en la calle Castrillo, donde un conductor, que había dejado a un perro encerrado en su vehículo, se negó a identificarse ante dos agentes de movilidad, alterándose hasta finalmente agredir a uno de los agentes.

El agresor, de 44 años de edad, fue detenido posteriormente por agentes de la Policía Local, acusado de un delito de atentado contra una agente de la autoridad.


La Policía Local ha recordado que, en el ejercicio de sus funciones, los agentes de movilidad ostentan la condición de agentes de la autoridad y los conductores y usuarios de las vías están obligados a identificarse ante los mismos.
Gabinete de Información y Comunicación de la Policía Local

GranCanariaTv.com