Refuerzan el drago centenario de la Plaza del Espíritu Santo por peligro de caída.

Las Palmas de Gran Canaria, jueves 2 de febrero de 2017.-
El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha procedido en los últimos días al refuerzo y afianzamiento del drago centenario de la Plaza del Espíritu Santo, en Vegueta, que con el paso de los años había empezado a ladearse ostensiblemente y corría riesgo de desplomarse sobre la calle en cualquier momento.

La concejala del Fomento, Servicios Públicos y Carnaval, Inmaculada Medina, supervisó ayer por la tarde los trabajos de afianzamiento de este árbol representativo del barrio de Vegueta cuya pervivencia queda preservada gracias a esta actuación de los técnicos del Ayuntamiento. “Se trata de uno de los ejemplares más emblemáticos de Vegueta y de toda la ciudad, y con esta intervención evitamos tener que cortarlo por la peligrosa inclinación que estaba adquiriendo, ya que podía haber acabado desplomándosesobre la calle”, afirmó Inmaculada Medina.

Desde el año pasado, la unidad Técnica Parques y Jardines y FCC ha estado realizando un seguimiento de la inclinación del drago hacia la calle Castillo y en una medición realizada a principios de diciembre se comprobó que la inclinación alcanzaba ya los 60 grados. Esta medición hizo saltar las alarmas de los técnicos ya que tal inclinación genera un peligro de estabilidad del ejemplar y de seguridad para las personas y los vehículos que transitan por la calle Castillo, por lo que se decidió realizar esta actuación.

En una primera fase se descargó al drago de las ramas secas y de dos ramas bajas, para reducir el peso de la copa, y después se procedió a diseñar un sistema de sujeción adecuado.

Tras valorar diferentes opciones que garantizaran la estabilidad del drago y dañara lo menos posible a las raíces, y que además minimizara el impacto estético de la plaza, se optó por un sistema de tirantes de dos cables de acero que se engancharán en una anilla de acero inoxidable acolchada en su interior que rodea el tronco del ejemplar y que esté sujeta a la cruz para reducir el riesgo de su deslizamiento hacia abajo. Este sistema era el que menos daño hacia al sistema radicular del árbol y garantizaba una adecuada estabilidad.

A finales de diciembre se procedió a la preparación del bloque de hormigón enterrado que sujetará a los tirantes y ayer, miércoles 1 de febrero, se colocó la anilla definitivamente.

El drago de la plaza del Espíritu Santo, formará parte del próximo catálogo de plantas singulares que prepara el Ayuntamiento por su valor histórico. Aunque no se tiene constancia cierta de su antigüedad, este drago ya aparece en fotos de la FEDAC de los años 1900-1910, por lo que tiene más de 100 años. La plaza de Santo Domingo, por su parte, fue diseñada por Manuel Ponce de León en la segunda mitad del siglo XIX.

GranCanariaTv.com