Pillado con 11 ejemplares de pulpos capturados ilegamente.

La Guardia Civil denuncia a una persona por captura ilegal de pulpos en Fuerteventura

· Fue sorprendido en una zona prohibida para la pesca submarina (Majanicho) con 11 ejemplares de pulpos que pesaban casi 14 kilos

11 de septiembre de 2020. La Guardia Civil del Puesto Principal de Corralejo, en Fuerteventura, ha denunciado durante la tarde del pasado día 10 de septiembre a una persona por incumplir la Ley 17/2003, de 10 de abril, de Pesca de Canarias, al capturar 13.750 kilos de pulpo mediante la pesca submarina en una zona prohibida para ello concretamente en las cercanías del pueblo de Majanicho.

Localización e identificación

La Guardia Civil mientras realizaba los servicios encomendados de Seguridad Ciudadana en la zona norte de Corralejo y en las cercanías del pueblo de Majanicho en costa denominada Caleta del barco localizaron a una persona realizando varias inmersiones y en las que pudiendon identificar como estaba practicando pesca submarina en una zona prohibida no habilitada para ello.

Por este motivo los agentes esperaron a su salida en la costa identificando a una persona que esperaba las capturas, verificando que en el interior del agua se encontraba sumergida una persona perfectamente equipada para la realización de este tipo de actividad, equipado con aletas y traje largo de neopreno sin utilizar boyas de señalización que indicara que estaba realizando pesca submarina.

Infracciones administrativas y género incautado

La Guardia Civil comprobó como el denunciado portaba utensilios de pesca para pulpos y una fija de unos 40 cm con gancho en unión a la capturas que sumaba la cantidad de 11 pulpos que arrojaron un peso de 13.750 kilos que tras las correspondiente actuaciones oportuna verificaron como esta persona era reincidente en este tipo de actuaciones.

Estas denuncias en materia de pesca han sido remitidas a las autoridad administrativa competente en este caso a la Viceconsejería de Pesca del Gobierno de Canarias y el género intervenido fue destruido mediante el correspondiente acta por no cumplir con las medidas higiénico sanitarias.