Preocupación por el posible cierre de la Autovía Marítima.

La Institución insular está preocupada porque la imposibilidad de circular por la avenida sería inédita. El operativo de Obras Públicas del Cabildo trabajará a destajo toda la noche para lograr reabrir uno de los dos carriles cerrados en la Avenida Marítima por el socavón y que se pueda circular por esta importante entrada a la ciudad, ya que de lo contrario habrá que cerrarla por completo, una situación que nunca se ha producido, por lo que la Institución ha celebrado una reunión de coordinación para tomar todas las medidas necesarias para afrontar ese posible escenario. 

La situación final se conocerá en torno a las 5 de la mañana, momento en el que la Institución insular informará a la población a través de los medios de comunicación y sus redes sociales. Esta tarde tuvieron que ser cerrados dos carriles por el alcance del socavón debajo de la calzada. El objetivo ahora es reabrir uno, de manera que quedarían operativos dos y se podría circular por la Avenida Marítima, aunque con importantes retenciones. Si ello no fuera posible, solo quedaría un carril operativo como este domingo, pero en día laboral y hora punta, lo que obliga a cerrar la Avenida por completo por el riesgo de que las retenciones taponen la entrada alternativa a la ciudad, es decir la circunvalación, lo que ocasionaría un peligroso colapso que impediría, además, el paso de servicios básicos como el sanitario.

De ahí la gran preocupación expresada esta noche durante la reunión mantenida en la sede de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria con el Ayuntamiento de la capital, la Guardia Civil de Tráfico y la Policía Local convocada en el marco del Plan Insular de Emergencias, que se ha mantenido activado en fase de prealerta en previsión de los riesgos posteriores al temporal, como el derrumbe de Tejeda o este socavón que el oleaje de los últimos días ha provocado con daños mayores a los esperados inicialmente. Por ello, el consejero de Obras Públicas, Ángel Víctor Torres, subrayó que la recomendación es mantenerse informado para conocer a primera hora de la mañana si se podrá circular o no por la Avenida Marítima, salir con antelación de todas maneras porque las retenciones serán importantes, y aún mayores si hay que cerrar la vía por completo.

Habrá que tomar como vía preferente de entrada la circunvalación en el mejor de los casos o de forma obligatoria en el peor. Una vez en la circunvalación, la entrada a la ciudad se debe hacer por el túnel de San José, que tendrá incorporación preferente a la Avenida Marítima en caso de que finalmente no esté cerrada al tráfico, si bien los vehículos de mercancías peligrosas no podrá pasar de ninguna manera. Dado que esta situación nunca se ha dado, los servicios de seguridad y emergencia están preparados para desplegarse y afrontarla, pero es necesario que la población esté muy concienciada de que la situación será compleja y con riesgos de grandes retenciones y hasta colapso, por lo que debe tener paciencia, llenar el depósito, mantenerse informado y seguir la señalización y las indicaciones en todo momento.

Los perfiles de Facebook y Twitter @GranCanariaGC y CarreterasGC informarán de cualquier incidencia que se produzca y del desarrollo de los trabajos. A las 5 de la mañana se sabrá si se podrá reabrir un carril y permitir el paso del tráfico por la Avenida porque de lo contrario habrá que cerrar esta importante vía por completo. El Cabildo ha reunido al Ayuntamiento de la capital, Guardia Civil y Policía Local para diseñar el plan para afrontar esta situación. La recomendación es adelantar la salida y mantenerse informado de la situación.


Vídeos recomendados:

Noticias relacionadas:

data-matched-content-rows-num="4,2" data-matched-content-columns-num="1,2" data-matched-content-ui-type="image_stacked"