Usaban a indigentes y toxicómanos para comprar y no pagar.

Operación Índigo
La Policía Nacional desarticula una organización criminal que estafó más de un millón de euros a empresas

Creaban sociedades ficticias a través de las cuales estafaron a más de 90 empresas realizando compras que no abonaban

Captaban y pagaban a indigentes y toxicómanos para que figurasen como administradores de las sociedades

Se han detenido a siete personas e investigado a una más, interviniéndose dos pistolas detonadoras, material informático, 6.785 euros en efectivo y mercancía por valor de 38.000 euros todo ello en Gran Canaria


09-enero-2018.- Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Gran Canaria una organización criminal por estafar más de un millón de euros a través de sociedades ficticias, a más de 90 empresas realizando compras que no abonaban. Captaban y pagaban a indigentes y toxicómanos para que figurasen como administradores de las sociedades. Se han detenido a siete personas e investigado a una más, interviniéndose dos pistolas detonadoras, material informático, 6.785 euros en efectivo y mercancía valorada en 38.000.

Inicio de las investigaciones
La investigación policial se inició a raíz de la denuncia de un indigente, que manifestó haber recibido una reclamación económica de Hacienda, relacionada con una empresa creada en el año 2013, de la que él firmó como administrador único a cambio de 50€.

Asimismo aportó que el individuo que le pagó por firmar, también había convencido a más personas en su misma situación de indigencia o adicción a las drogas, para que a cambio de dinero firmaran como administradores de las sociedades.

Con estos datos los agentes detectaron la presencia de una organización criminal e identificaron a los ocho integrantes de la misma que operaban desde la isla de Gran Canaria.

Estafa de más de un millón de euros
Varios miembros de la organización eran los encargados de localizar indigentes o toxicómanos, a los que en unas ocasiones engañaban con supuestas ofertas de trabajo y otras ocasiones simplemente ofrecían una suma de dinero que rondaba entre los 50€ y los 400€, a cambio de firmar como administradores de las empresas ficticias en primera instancia y posteriormente abrir cuentas bancarias a nombre de estos asociadas a las diferentes sociedades.

Dos de los miembros de la organización criminal que regentaban una asesoría desde su domicilio, eran los encargados de dar un aspecto legal a las empresas ficticias creadas, a través de las cuales adquirieron bienes a más de 90 empresas de toda España por valor de más de un millón de euros, que nunca llegaron a abonar.

Otros integrantes del grupo criminal eran los encargados de realizar labores de transporte de la mercancía fraudulentamente obtenida, que posteriormente era almacenada y vendida.

Toda la actividad delictual era coordinada y dirigida por el cabecilla, un hombre de 51 años de edad.

Detenciones y registros
Una vez identificados los ocho integrantes de la organización criminal, se procedió a la detención en Gran Canaria de siete de ellos, seis hombres y una mujer, de edades comprendidas entre los 29 y 58 años, resultando encartado en calidad de investigado un último integrante, un hombre de 84 años de edad. Se les considera a todos ellos presuntos responsables de un delito de estafa y pertenencia a organización criminal.

Se practicaron tres registros domiciliarios y otro en una nave industrial, donde se intervinieron dos pistolas detonadoras, 23 sellos de las diferentes empresas ficticias, material informático, documentación, mercancía valorada en más de 38.000 euros y 6.785 euros en efectivo y una pequeña cantidad en LIBRAS.

Instruido el correspondiente atestado policial, los detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente

La intervención policial fue llevada a cabo por agentes del Grupo de Delitos Patrimoniales de la U.D.E.V. de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas.
Vídeos destacados: