Conflicto con las obras de la piscina de Valsequillo.

Francisco Atta: “Hemos demostrado que defender los intereses generales de Valsequillo y que la Piscina siga a pleno rendimiento es compatible”.
El alcalde de Valsequillo, Francisco Atta, ha defendido la gestión de su grupo de gobierno respecto a la controversia suscitada por los grupos de la oposición por la paralización de las obras en la Piscina Municipal. La empresa adjudicataria solicitó, una vez ganado el concurso público, más dinero y tiempo para la ejecución de la obra, algo que, taxativamente, impedía el pliego.

“No hay razones objetivas para este cambio de criterio”, explica el alcalde. “La empresa conocía perfectamente las características de la obra, disponían de todos los planos y necesidades de la misma. Nosotros defendemos los intereses generales de Valsequillo, y no podemos, ni debemos, aceptar este cambio unilateral de las condiciones de un concurso al que ellos, libremente, decidieron presentarse”.

Francisco Atta mostró su incredulidad por las críticas vertidas contra su gobierno por la oposición municipal, en especial Asamblea Valsequillera. “Es poco creíble que nos acusen de desidia con la Piscina Municipal, cuando fue una instalación que mi partido impulsó para que fuera una realidad en Valsequillo a principios de este siglo”, afirmó. Además, Atta apunta que la paralización en las obras no ha impedido que la Piscina Municipal “siga funcionando a pleno rendimiento y celebrando todas las actividades que en ella se desarrollan, incluida las del solarium”.

El alcalde reprocha que estas críticas provengan de un partido, AV, que “sí demostró desidia con obras durante su mandato”. En concreto, Atta se refiere a obras en el barrio de Correa que “AV inició y las dejó sin finalizar durante sus cuatro años de gobierno, imposibilitando el uso de la instalación deportiva, pese a contar con recursos económicos suficientes para hacerlo”. Por ello, reprendió a dicha formación, a quien acusó que la desidia en las obras “son señas de identidad de su partido, no del nuestro”.

“Lamentablemente, tenemos una oposición que se agarra a los males provocados por otros para tratar de desprestigiar las actuaciones que ellos hicieron caso omiso durante su estancia en el gobierno. Lamento muchísimo esa imagen de la oposición, y concretamente la de su líder, Juan Carlos Hernández Atta, al atacar de esta forma al gobierno, porque es la empresa adjudicataria la que, de forma unilateral, decide saltarse el contrato”, explicó.

La defensa de los intereses de Valsequillo no solo se ha limitado a la Piscina Municipal, recuerda el alcalde. La cancha de Lomitos de Correa, cuyo firme sufrió deficiencias tras la culminación de la obra, es otro de los ejemplos que expone para sostener su posición de defensa del municipio. “Una vez finalizada la obra, se detectaron esas deficiencias. Por ello, y dado que la obra aún se encontraba en garantía, retuvimos dicha cantidad económica ante la falta de respuesta de la empresa encargada de la obra. Esa cantidad irá destinada a paliar esa situación una vez que la nueva obra salga a concurso”, explicó.

El futuro de la obra en la Piscina Municipal contempla la posibilidad de una resolución mutua del contrato entre el Ayuntamiento de Valsequillo y la empresa ganadora del concurso. Una vez presentado el documento de renuncia voluntaria de la empresa, se abrirá un nuevo procedimiento para que la obra sea finalmente ejecutada en los plazos y cantidades que establezca el correspondiente concurso público.

GranCanariaTv.com