La contaminación en Las Alcaravaneras podría ser algún vertido puntual.

La hipótesis en la que trabajan los técnicos es la de un vertido procedente de alguna embarcación fondeada en la zona portuaria.

El consistorio municipal confía en poder reabrir la playa mañana viernes una vez se confirme, tras la última analítica del agua, que se han recobrado las condiciones habituales.

Las Palmas de Gran Canaria, jueves 31 de agosto de 2017.- El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria considera que la concentración anormal de bacterias Escherichia coli - E. coli – detectada en la playa de Las Alcaravaneras, que ha provocado la prohibición al baño, se produjo por un episodio puntual ocurrido entre las 9.00 y las 10.00 horas del pasado lunes 28 de agosto. La hipótesis que manejan los técnicos es la de un posible vertido procedente de alguna embarcación ya que los operarios de EMALSA no han localizado ninguna fuga en la red de alcantarillado que rodea esta playa portuaria.

Los concejales de Ciudad de Mar y Aguas, José Eduardo Ramírez y Roberto Santana, respectivamente, recorrieron esta mañana la playa acompañados de responsables de EMALSA para hacer un seguimiento de los trabajos en la red de alcantarillado.   En este sentido apuntaron que el ayuntamiento “ha actuado y se ha ocupado desde el primer momento en garantizar la seguridad de los bañistas y usuarios de la playa, localizar el origen de esta situación anómala y poner en marcha las medidas correctoras necesarias”.

En cualquier caso, el ayuntamiento considera que el nivel de E.coli se disparó de manera anormal por un episodio puntual ocurrido entre las 9.00 horas y las 10.00 horas del pasado lunes. “Mientras los resultados de las muestras de agua que recogió la empresa Hidrotecnia a las 9.00 horas dan resultados óptimos;  las analíticas del Gobierno de Canarias del agua recogida una hora después dan resultados muy elevados de bacteria E.coli. estos datos explican que la situación del agua de baño cambió en ese periodo de tiempo”, apuntó José Eduardo Ramírez. En la zona norte de la playa, la más cercana al Club Náutico el nivel de E.coli a las 9.00 horas era de 92 ufc /100 y una hora más tarde, se elevó a 7.500 ufc /100. En la zona central de Las Alcaravaneras se registró a las 9.00 horas 6 ufc /100 y a las 10.00 horas este indicador fue de 8.500 ufc /100. Por último, en la zona sur, el espacio más próximo al muelle deportivo, las muestras de las 9.00 horas dieron 3 ufc / 100 en E.coli y una hora después, 3.000 ufc / 100.

La Dirección de Salud de Gran Canaria volvió a recoger en la mañana de ayer miércoles nuevas muestras de agua cuyos resultados se conocerán mañana. “Confiamos en que se haya tratado de una fuga puntual. La dinámica marina es muy variable pero esperamos que  este episodio haya finalizado. Mientras mantendremos todas las medidas de precaución con la prohibición al baño”, apuntó Santana.

Ciudad de Mar recuerda que el ayuntamiento realiza analíticas periódicas, tres veces a la semana, en la Playa de Las Alcaravaneras con resultados óptimos para el baño y el uso de la playa. Se trata de análisis que complementan a los que realiza el Gobierno de Canarias.

Los concejales recorrieron también la playa de Las Canteras que se vio afectada ayer, en solo 10 metros a la altura de Punta Brava junto a Playa Chica por una pequeña mancha de microalgas durante dos horas. Ramírez confirmó que la pleamar diluyó estas cianobacterias y que Cruz Roja no ha vuelto a detectar desde entonces ninguna mancha. “Todo el servicio está vigilante y seguiremos aplicando las recomendaciones del gobierno de Canarias en función de la cantidad y el alcance de estos organismos si vuelven a acercarse a la zona de baño”.

GranCanariaTv.com