Fataga está abandonado por el ayuntamiento, según NC.

Nueva Canarias exige al alcalde el acondicionamiento de la cancha deportiva de Fataga 
Los vecinos lo comentan a diario, nadie recuerda una situación de abandono como la que padece el municipio en estos últimos años, una prueba más de ello es el estado lamentable en el que se encuentra la cancha deportiva de Fataga.

A dicha cancha asisten a diario niños y jóvenes que se encuentran unas condiciones lamentables que ponen en grave riesgo de lesión a quienes se atrevan a utilizarlas. Para más inri los propios vecinos ya le han comentado personalmente al alcalde, Marco Aurelio Pérez, la situación de abandono en la que se encuentra la cancha desde hace meses. Sin embargo nadie del grupo de gobierno se ha dignado en tomar una medida que no admite discusión.

Por este motivo, los vecinos de Fataga, que se sienten abandonados por el grupo de gobierno local, acuden a Nueva Canarias para que haga pública dicha situación y aunque sea por una cuestión de vergüenza, los responsables del grupo de gobierno PP-AV y UxGC tomen cartas en el asunto.

En otro orden de cosas, existe bastante malestar con la inacción del alcalde respecto al tanatorio de Fataga, donde en palabras de los propios vecinos “no ha hecho nada” pese a que “se llevaron la llave de la casa de la cultura y no han empezado aun las obras”.

Los concejales de Nueva Canarias: Ángel López “Lito”, Elena Espino, Samuel Henríquez y Mercedes Díaz han mostrado su malestar por esta situación y exigen de forma pública al alcalde de San Bartolomé de Tirajana el acondicionamiento de la cancha deportiva de Fataga y en general una mayor implicación del grupo de gobierno en todos los pueblos del municipio, sin olvidar la zona turística donde también se observa el abandono (falta de papeleras, suciedad, mala imagen…).

En palabras Ángel López “Lito”, portavoz de Nueva Canarias SBT: “No pedimos imposibles, se está exigiendo un mantenimiento mínimo de los espacios públicos porque este ayuntamiento tiene recursos más que suficientes para ello. Este abandono al que está sometido el municipio se debe a la falta de voluntad de quienes gobiernan”.

ansite