Inician la reforma de 100 casas sociales en Santa Lucía.

El Cabildo de Gran Canaria financia con 355.000 euros la rehabilitación que comenzó hoy de 100 viviendas sociales en el Cruce de Sardina, del municipio de Santa Lucía, que fueron construidas a finales de los años 60 y presentan un mal estado de conservación, inversión que completa el Gobierno canario con otros 180.000 euros.
El plazo para la ejecución de las reformas es de seis meses, tras el cual las familias podrán disfrutar de una considerable mejora en sus condiciones de vida, informó la consejera de Vivienda y Arquitectura del Cabildo de Gran Canaria, Minerva Alonso.

El proyecto es resultado de años de la coordinación entre las instituciones públicas para hacer posible una inversión que supera el medio millón de euros, a razón 5.300 euros por cada vivienda, apuntó la alcaldesa de Santa Lucía, Dunia González.

La rehabilitación permitirá proteger la estructura de los inmuebles para frenar su degradación, evitar la caída de cascotes de la fachada y mejorar las condiciones de habitabilidad.

Así, los obreros retirarán las partes deterioradas por los vecinos en la cubierta, que será reparada y cerrada para evitar el acceso, de forma que demolerán las construcciones ilegales y las chimeneas antiguas para reparar las grietas y las viguetas rotas, además de impermeabilizar el suelo.

Asimismo, los operarios eliminarán las humedades de la fachada y repararán las fisuras, construirán juntas de dilatación y renovarán el enfoscado para después proceder a la pintura del frontis.

Los vecinos podrán, además, renovar las cañerías internas de sus viviendas aprovechando la sustitución de los bidones de agua de la azotea por depósitos en las zonas bajas de los edificios, actuación complementaria por la que deberán pagar 400 euros en el caso de que opten por su realización, informó la alcaldesa.

Los cinco inmuebles en los que serán ejecutadas las reformas están delimitados por las calles Artenara, Juan de Bethencourt, Felipe II y Carlos I, que delimitan a su vez un área en el que están las vías Hierro y Fataga, por las que los vecinos acceden al interior de cuatro de los edificios, mientras que el quinto tiene entrada por la calle Carlos I.

Una vez concluida la actuación, el Ayuntamiento acondicionará los jardines y limpiará las calles para completar la rehabilitación de los inmuebles.

ansite