Los ecologistas apoyan la red de carriles bici en Las Palmas de Gran Canaria.

La Federación ecologista canaria exige valentía política para que se culmine la implantación de la red ciclista en Las Palmas de GC. frente a las voces que siguen apostando por mantener un modelo de ciudad obsoleto y que perpetua los privilegios del automóvil privado en el uso del espacio público de la ciudad.

“Ben Magec - Ecologistas en Acción” y el colectivo federado “Las Palmas en bici” sostienen que la creación de los carriles bici es una infraestructura necesaria y una gran oportunidad para la ciudadanía de conseguir el cambio del modelo de movilidad que precisa la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

Frente a las críticas de algunos partidos políticos y el rechazo interesado a la nueva red ciclista de ciertos grupos empresariales y vecinales, desde Las Palmas en bici y Ben Magec-Ecologistas en Acción queremos mostrar nuestro apoyo a unos carriles que son necesarios para impulsar el uso de la bicicleta como transporte alternativo real para los desplazamientos urbanos. Conviene resaltar que muchos vecinos y vecinas invisibilizados no tienen acceso al vehículo privado que necesitan alternativas seguras para utilizar la bicicleta sin restarle espacio al peatón

Los ecologistas consideran que es necesario y urgente que se materialicen medidas que transformen el modelo de ciudad que tenemos, hacia una ciudad justa y saludable,  lo que irremediablemente pasa por la apuesta de los modos de movilidad sostenibles: a pie, en bicicleta y en transporte público colectivo, que en muchas ocasiones son la única alternativa para jóvenes, personas mayores, personas con discapacidad, personas con bajos recursos económicos frente a la tiranía del automóvil privado principal agente causante del ruido, la contaminación y la inseguridad vial en las calles.

Durante décadas, los peatones y ciclistas han sido marginados en el diseño urbanístico de la ciudad frente a los privilegios que ha mantenido el coche en el uso del espacio publico viario, por lo que ha llegado la hora de que se ponga en el centro de las políticas a las personas, se democratice el uso del espacio público y que el peatón, la bicicleta y el transporte público recuperen el espacio que le corresponde.

El cambio climático es uno de los problemas más importantes a los que se enfrenta la humanidad, es una realidad presente y una herencia que van a condicionar el futuro de la sociedad y la calidad de vida de las nuevas generaciones, que precisa de medidas urgentes y contundentes que minimicen sus efectos, lo que irremediablemente pasa por un cambio en la forma de movernos por la ciudades a favor del transporte sostenible y en perjuicio del automóvil privado principal causante de las emisiones de gases de efecto invernadero en las ciudades.

La demanda ciudadana para conseguir unas vías ciclistas más seguras, eficientes y que unan puntos de verdadero interés para los vecinos y vecinas de la capital, se remonta a más de 40 años de reivindicaciones, sin que se hayan tenido en consideración hasta la fecha.

Con la implantación de la red ciclista en Las Palmas de Gran Canaria, se va a facilitar el uso real de la bicicleta como modo de transporte útil, seguro y eficiente, sin miedo a que el coche invada el espacio del ciclista. Consideramos que la red ciclista no debe restarle espacio al peatón y por tanto debe implantarse sobre la calzada, restándoselo al coche que actualmente ocupa el 80% del espacio público viario y por tanto redistribuyendo, con criterios de justicia social, el espacio que le corresponde a los diversos modos de transporte.

En este punto, es importante resaltar que el tramo de la red correspondiente a Paseo de Chill, es fundamental y estratégico para el buen funcionamiento de la red por su gran recorrido longitudinal y porque facilita la conexión entre ciudad alta con la ciudad baja.
Vídeos destacados: