Ella salvó la vida a un buceador en Arinaga con parada cardiorespiratoria.

El pasado viernes por la tarde en la zona del Risco Verde, en la playa de Arinaga, unos buceadores sacaban del agua un compañero que había entrado en parada cardiorespiratoria.

Cuando comenzaron a auxiliarlo apareció una mujer que se encontraba disfrutando de un magnífico día de playa. A partir de ahí ella fue la que dirigió todos los ejercicios de reanimación. Controlando los tiempos e intentando ayudar al paciente para que expulsara agua.

En dos ocasiones parecía que se había recuperado algo, pero volvía a recaer y ella continuaba los ejercicios de salvamento que lo mantuvieron con vida.

Tras unos 10 minutos llegaron los socorristas con un equipo desfibrilador. A los pocos minutos una ambulancia y al final otra ambulancia más medicalizada. También colaboró la policía local de Agüimes.

Este buceador tuvo este viernes más que nunca, su ángel de la guarda.
Vídeos destacados: