San Bartolomé de Tirajana ya sanciona las cagadas de perros.

El cobro de las primeras 19 multas económicas firmes de las casi 200 que ya están tramitándose por deposiciones de mascotas en aceras y jardines suman casi 10.000 euros

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ya ha remitido las primeras 19 sanciones administrativas con resultado de multas económicas firmes a propietarios de perros por incumplir la Ordenanza Municipal que regula la tenencia, guarda, custodia y protección de animales.

Estas sanciones, de distinta cuantía y que van cada una desde los 3.005 euros hasta los 150 euros las menos graves, forman parte del primer paquete de casi 200 denuncias tramitadas por la Policía Local. Para hacerlas efectivas han sido instruidas y tramitadas a través de Valora, el organismo autónomo público de gestión tributaria y de multas al servicio del Cabildo Insular y varios consistorios de la Isla.

La mayoría de estas sanciones tienen su origen en el proceder incívico y poco respetuoso que mantienen con el entorno socio-vecinal los propietarios de perros, por permitir y no recoger ni limpiar las deposiciones de sus mascotas en la vía pública, aceras, parterres o zonas verdes.

Otras sanciones se deben a la negativa de los propietarios a facilitar a los agentes de la autoridad la identificación censal de los animales; a no tenerlos censados o vacunados y con los tratamientos sanitarios pertinentes; y a la tenencia de perros potencialmente peligrosos sin licencia o sin bozal, o sin la cuerda o cadena de sujeción con las debidas medidas de seguridad necesarias para evitar su escapada o extravío.

Objetivo prioritario
El segundo teniente de alcalde y concejal responsable del área de Servicios Municipales, Ordenación del Territorio y Políticas Ambientales, Fernando González Montoro, destaca que esta actuación sancionadora no tienen una finalidad estrictamente recaudatoria, sino el objetivo prioritario de concienciar a la ciudadanía y especialmente a los dueños o cuidadores de mascotas, sobre la necesidad de respetar el buen uso de las instalaciones y los espacios públicos.

“El mantenimiento de la limpieza y el ornato público es una obligación y tarea de todos. Nuestro municipio no se puede permitir que los propietarios de perros utilicen las aceras, parques y jardines públicos como cagaderos y meaderos de sus animales. Los humanos cubrimos esas necesidades en casa y en privado, y las mascotas deben ser un claro y fiel reflejo del comportamiento y carácter cívico que se le presupone a sus dueños. Erradicar ese tipo de acciones que van contra la salud y la imagen pública de nuestras calles es un objetivo vecinal necesario que todos debemos empezar ya a tener muy claro”, afirma.

Reducir el alto número de incidencias vinculadas al comportamiento incívico de propietarios de perros es una de las prioridades del Ayuntamiento. Para eso se está apoyando activamente desde finales de 2017 en las acciones preventivas y disuasorias desarrolladas por un dispositivo especial de control y vigilancia compuesto por agentes uniformados y de paisano pertenecientes al Grupo Operativo de Apoyo (GOA) de la Policía Local.

Radio de acción

Sólo estas primeras 19 multas de las casi 200 que están en proceso de tramitación para sancionar el comportamiento incívico de propietarios de perros en la vía pública y espacios verdes suman en su conjunto casi 9.800 euros. La mayoría de ellas se han instruido en las poblaciones de San Fernando de Maspalomas y Playa del Inglés. No obstante, la acción preventiva del dispositivo policial de control y vigilancia ampliará su radio de acción para incidir en El Tablero, Sonnenland, Campo Internacional y Meloneras.

En estos momentos, y con el objetivo de concienciar a la población, el Ayuntamiento trabaja en el montaje y disposición de parques caninos pipi-can en Bellavista, la urbanización Las Tabaibas de El Tablero, Campo Internacional y la calle Secundino Delgado, en San Fernando de Maspalomas, donde se plantean dos instalaciones para mascotas.

La Ordenanza Municipal que regula la tenencia de animales establece sanciones que castigan con 300 euros las multas leves, con hasta 2.400 euros las graves y con 15.005 € las muy graves.

Vídeos recomendados:

Las Palmas

Canarias