Un perro le arrancó parte de la musculatura en Casa Ayala.

Una mujer de 70 años fue mordida por un fox terrier en el gemelo izquierdo.

Soy Alicia Santana Araya.
El 25/02/2018, hace ya un mes y dos días, un peligroso perro que ya había atacado a otras personas en varias ocasiones, iba con su dueña por Casa Ayala, sin bozal y con correa extensible, mordió a mi madre, llevándose consigo musculatura y el tendón de Aquiles de su pierna izquierda.
Mi madre está transplantada de riñón y es diabética, entre otros problemas de salud. D
Desde el hospital enviaron al juzgado el parte de lesiones informándonos que debíamos interponer una denuncia para que se vigilara al perro convenientemente y así lo hicimos.
Pero hasta la fecha de hoy seguimos sin saber que ha pasado con el perro. Si realmente se vigiló, si contrajo en el periodo alguna enfermedad de la que debamos tener conocimiento para trasladarla a sus especialistas. Por si tuvieran que prescribir algún tratamiento especial, o si estaba vacunado, simplemente.

La Policía Nacional y Local no nos dan ningún tipo de información, tampoco, al respecto de un tema que es o puede ser, para mi madre, VITAL.

Ella está luchando, primero para que se regenere tejido, para que la herida cure y hoy por hoy, dicha herida se encuentra infectada; cuando se cure esa herida (sé que lo lograrás, mamá) deberá pasar por injertos de piel, y posteriormente, por rehabilitación para procurar que vuelva a caminar, un proceso que será largo, con mucha merma de autonomía y espero que no acarree secuelas.

Y ahora me pregunto: ¿no se merecía ya, más de un mes después, algo de información médica por parte de la autoridad competente?

Vídeos recomendados:

Las Palmas

Canarias