La Fundación Alejandro Da Silva recauda más de 6.000 euros.

La Fundación Alejandro Da Silva celebró con un éxito rotundo uno de los eventos anuales más esperados, el desfile con modelos de Gran Canaria Moda Cálida y la merienda benéfica, ya que el salón del Club Náutico completó su aforo al vender este año todas las entradas, lo que supone una recaudación de 6.000 euros para apoyar a pequeños con leucemia y sus familias.

Los grandes protagonistas fueron la veintena de niñas y niños que padecen o han padecido esta enfermedad y que emocionaron con su gracia al salir a la pasarela con las creaciones de cuatro diseñadores de Gran Canaria Moda Cálida que cedieron sus prendas para esta noble causa.

Los pequeños se olvidaron por unas horas de los malos momentos para divertirse y lucir las ya clásicas camisetas con las zapatillas de Arcadio Domínguez, los vestidos de comunión que confecciona Elena Rubio o los bañadores de la marca Rappido. Lady Bug’s Cris aprovechó la ocasión para mostrar la colección ‘Polinesia’ de ropa de baño y uno de sus diseñadores, Juan Alberto Rodríguez, fue el encargado de vestir a los pequeños y renovar un año más el apoyo que lleva brindando desde hace años a la Fundación.

Algunos de los pequeños modelos se estrenaban en estas lides, pero otros ya eran expertos en desfilar, como Carlota, que con solo 6 años era la tercera vez que subía a la pasarela, en esta ocasión con ropa de baño, y con la ilusión de ser modelo en el futuro. Lucía, de 11 años, repetía por cuarta vez aunque la segunda con un vestido blanco impoluto de comunión, al igual que lució Cristina y Alba.

Nervios, emoción y risas fueron la nota predominante de los momentos previos al desfile entre los niños de entre 3 y 13 años, aunque la tensión se esfumó apenas pusieron un pie en la pasarela al ser recibidos entre aplausos y algarabías y guiados por el presentador Roberto Herrera. Fueron las estrellas absolutas.


El Cabildo de Gran Canaria volvió a colaborar este año a través del programa Moda Cálida con la cesión de los diseños, y por ese motivo la consejera de Industria y Comercio, Minerva Alonso, apoyó con su presencia el evento que realiza la Fundación para conseguir fondos y poder continuar prestando asistencia social y psicológica a pacientes con leucemia y otras dolencias oncohematológicas.

Pero no solo hubo momentos para la moda sino también para el baile, la ilusión y la música. Las pequeñas del grupo Desigual de la Escuela de Enseñanzas Artísticas de Silvia Barrera fueron las encargadas de abrir el acto con una coreografía de Fran Artiles, mientras que el ilusionista Juan Miguel sorprendió a los asistentes. Los jóvenes Álvaro Figueiras y Elena Acosta de la Asociación Voces Soul Canarias y participantes del programa de televisión La Voz Kids 4, demostraron que el talento no está reñido con la falta de rodaje en el mundo de la música, porque a ellos les sobra pese  a su corta edad.

La presidenta de la Fundación, Rosa María Rodríguez, estuvo encantada con el éxito del evento porque gracias a los fondos que recaudan pueden continuar con la labor de dar apoyo a los niños para salir de viaje, hacer visitas extrahospitalarias y darles la oportunidad de hacer una vida lo más normal posible pese a la enfermedad.

La Fundación, fundada en 1989, nació por iniciativa de Manuel Da Silva y Ana Villavicencio tras vivir la dura experiencia de perder un hijo afectado por leucemia, Alejandro, y sentir durante el proceso la carencia de apoyos como la atención psicológica o entretenimiento para las horas de espera en el hospital. El próximo año cumple tres décadas en funcionamiento, por lo que su presidenta ya anunció un gran festejo para la ocasión.

La entidad prestó a lo largo de 2017 asistencia psicológica y social a 602 pacientes y a 723 familias, mientras que desde 2012 ha ayudado a más de 16.000 personas de todas las islas.

Vídeos recomendados:

Las Palmas

Canarias