Félix Sabroso y Dunia Ayaso ruedan en Gran Canaria su primer cortometraje.


 San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria) | 22-11-2013

Gran Canaria vuelve a ser escenario de rodaje de una importante producción cinematográfica. En esta ocasión, han sido los directores grancanarios Félix Sabroso y Dunia Ayaso los que han elegido la Isla para rodar su primer cortometraje, Licor de cáctus, una historia intimista protagonizada por los actores Eleazar Ortiz y Cecilia Solaguren que narra el reencuentro de una pareja después de años separados.


Para la grabación de esta pieza, que ha contado con el apoyo del Patronato de Turismo de Gran Canaria, los creadores de Perdona bonita pero Lucas me quería a mí o La isla interior han elegido diferentes localizaciones exteriores del Sur de la Isla. En concreto, la historia --que es la adaptación al cine de una obra teatral de los directores grancanarios estrenada el pasado año en Madrid- se ubica en uno de los barrancos de San Bartolomé de Tirajana.

Para el consejero de Turismo del Cabildo de Gran Canaria, Melchor Camón, que mantuvo esta semana un encuentro con los directores grancanarios, el productor y los actores protagonistas del corto, el rodaje en la Isla de este nuevo proyecto de Félix Sabroso y Dunia Ayaso "viene a confirmar el enorme potencial de Gran Canaria como escenario natural para el rodaje tanto de grandes producciones cinematográficas como de otros muchos proyectos audiovisuales de cine, televisión o publicidad"

En este sentido, Gran Canaria se ha convertido en los últimos años en un destino de primer nivel internacional para el rodaje de un gran número de producciones nacionales y extranjeras debido a la posibilidad de disfrutar de un beneficio fiscal de hasta el 38% del gasto total realizado en la producción cinematográfica. Sin olvidar por otro lado, que la Isla cuenta con una variedad de localizaciones geográficas y artísticas de especial interés.

Melchor Camón recuerda que el reciente rodaje de películas como REC4 --la cuarta entrega de la saga de zombis y muertos vivientes dirigida por Jauma Balagueró- y El Niño --el último proyecto del director Daniel Monzón-, así como la grabación del episodio piloto de una serie de humor producida por la BBC, dejaron en la Isla cerca de un millón de euros en gastos.
ACFI PRESS
Vídeos destacados: