Un agente fuera de servicio impide un delito contra la seguridad vial.

· Impidió a un conductor, con síntomas evidentes de estar bajo los efectos del alcohol, que condujera su furgoneta en Las Palmas de Gran Canaria

· Los agentes de la Policía Local de la citada ciudad le detuvieron poco después, al dar más de 0,60 miligramos por litro en aire espirado


03 de noviembre de 2017.- Un agente de la Guardia Civil del Puesto Principal de Puerto Rico-Mogán ha impedido, durante la madrugada del pasado día 01, que una persona condujera una furgoneta en la calle Mariucha de Las Palmas de Gran Canaria con evidentes síntomas de estar bajo los efectos del alcohol, siendo luego detenido como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.

En torno a las 00:20 el agente de la Guardia Civil en cuestión, mientras conducía por la referida calle, observó a una persona caminando tambaleándose, apoyándose en otros vehículos y subiéndose a una furgoneta con la presunta intención de conducir, iniciando la marcha a continuación.

Inmediatamente el agente, ante el evidente riesgo para la integridad física de los peatones, le impidió el paso y le hizo bajar del vehículo, solicitando a través del 112 la presencia de agentes de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria, competentes en materia de seguridad vial en este caso.

Durante la espera el citado conductor, de nacionalidad española y 55 años de edad, intentó irse del lugar pero el agente de la Guardia Civil se lo impidió sin resistencia física, dado el aparente estado de alcoholismo que presentaba, que le impidía sostenerse en pie.

A la llegada de los agentes de la Policía Local se le realizó dos pruebas de alcoholemia en aire espirado, dando en las dos más 0,60 miligramos, por lo que fue detenido inmediatamente por un delito contra la seguridad vial.

GranCanariaTv.com