Descubren monumentos funerarios en La Fortaleza.

Investigaciones arqueológicas promovidas por el Cabildo de Gran Canaria descubren monumentos funerarios en La Fortaleza 

Los trabajos arqueológicos que realiza el Cabildo en La Fortaleza han deparado importantes novedades, ya que en la primera fase han sido exhumadas cuatro estructuras prehispánicas de piedras inéditas en Gran Canaria, ya que tienen aspecto de túmulo funerario pero no fueron utilizadas como sepultura, sino que pueden haber sido la antesala de un cementerio.

Se trata de construcciones complejas, de plantas y dimensiones diferentes entre sí, que tampoco presentan evidencia de que fueron viviendas, aunque sí pudieron estar asociadas al mundo de las creencias por su parecido con otras estructuras del norte de África, que han sido interpretadas como hitos territoriales y cenotafios, es decir, una tumba vacía o monumento funerario en honor a una o varias personas. 

El hecho de que ningún otro yacimiento de Gran Canaria cuente con este tipo de estructuras, de aspecto similar a los túmulos funerarios hallados en La Guancha de Gáldar, refuerza la idea del especial significado que pudo tener La Fortaleza de Santa Lucía para los antiguos canarios. Se trata de un espacio que fue utilizado al menos durante 1.200 años, desde el siglo III-IV hasta el XV, uno de los primeros lugares habitados de la Isla, detalló el consejero de Patrimonio Histórico, Teodoro Sosa, durante el recorrido para conocer los trabajos.

Este hallazgo ha sido realizado durante los trabajos adjudicados por Patrimonio Histórico a Tibicena por 54.000 euros para realizar intervenciones arqueológicas en este Bien de Interés Cultural, así como la obtención de nuevas fechas radiocarbónicas, es decir, los estudios para conocer la época de la historia de estos restos, aunque los arqueólogos no lo tendrán fácil ya que han aparecidos escasos restos materiales para realizar un estudio de Carbono 14. 

El alcalde de Santa Lucía, Santiago Rodríguez, agradeció la presencia del consejero en este enclave de gran importancia para el municipio, porque es el yacimiento más antiguo de Gran Canaria y permite entender la historia de la Isla. Por ello abogó para que se convierta en el “gran santuario de nuestra memoria histórica”, aseguró junto al Primer Teniente de Alcalde, Francisco García, y parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento. 

Estructuras similares al ángel de la trompeta para los católicos 

El director de Tibicena, Marco Moreno, aseguró que este tipo de estructuras arqueológicas son desconocidas hasta ahora en Canarias porque no albergan restos humanos, aunque sí podrían estar asociadas al Roque de la Fortaleza Chica, una necrópolis aborigen. “Tenemos por primera vez estructuras ligadas al mundo de la muerte, pero sin muerto”, apuntó, aunque tampoco descarta que no haya restos humanos en los alrededores porque aún faltan espacios por excavar.

Moreno explicó que creen que hay otras dos estructuras similares más, por lo que ahora tendrán que ampliar la zona de trabajo. “Es posible que hubiera más en la Isla, pero al no tener muertos en el interior pasaron desapercibidas y se desmontaron”, agregó. 

Para el arqueólogo, estas estructuras pueden tener una función similar a la que tiene el ángel de la trompeta para la religión católica, que suele colocarse para anunciar un cementerio. Además, explicó que no han sido expoliadas y que el cultivo de secano en la zona impidió que desapareciera este espacio, del que ya han sacado entre 30.000 y 50.000 kilos de piedras.

Por último, detalló que son cuatro estructuras de diferentes tamaños, la mayor de ellas con un diámetro de alrededor de seis metros. Aclaró además que las piedras no son del entorno, sino del fondo del barranco y que en su mayoría pesan entre 15 y 20 kilogramos. Este hecho evidencia que numerosas personas tuvieron que ponerse de acuerdo para trasladar y tallar las piedras en el lugar. 

Un yacimiento con granero, santuario y viviendas 

El yacimiento de Las Fortalezas es una extensa zona arqueológica que incluye la Fortaleza Grande, La Fortaleza Chica y Titana, y reúne un número destacado de manifestaciones arqueológicas de gran importancia, ya sean cuevas naturales y artificiales dedicadas tanto a fines domésticos -algunas con restos de pintura- como sepulcrales.

A ellas se suman áreas de almacenamiento –silos- con un estado de conservación excepcional, grabados rupestres con figuraciones antropomorfas e inscripciones alfabéticas, así como numerosas estructuras domésticas de superficie entre las que sobresalen las viviendas situadas al oeste de la Fortaleza Grande. 

Además, alberga otras construcciones de planta circular, situadas en lo alto de La Fortaleza Grande, que han sido interpretadas como espacios dedicados al culto, y a las que se accede a través de pasos y andenes artificiales que dan al asentamiento el aspecto de conjunto fortificado. 

Por tanto, La Fortaleza es uno de los pocos yacimientos arqueológicos de Gran Canaria donde pueden visitarse simultáneamente tal variedad de manifestaciones culturales de los antiguos canarios y donde puede leerse buena parte de la ocupación prehispánica de la Isla, desde la llegada desde el norte de África de los primeros colonos hasta la conquista castellana. 

Es un modelo de poblado entero, ya que refleja dónde estaban los vivos y dónde los muertos, además de sus almacenes y lugares de rezo, apuntó Moreno. Este enclave alberga además el granero más antiguo de la Isla, que será excavado este año con una partida de 34.000 euros del Cabildo, anunció Sosa.

Tres visitas guiadas para conocer este patrimonio arqueológico 

El Cabildo de Gran Canaria ha apostado de forma decidida en los últimos años por acercar el patrimonio arqueológico a la ciudadanía, por lo que las nuevas estructuras halladas en los trabajos actuales serán incorporadas a las visitas guiadas que se realizan a este Bien de Interés Cultural. Las próximas visitas serán los días 10, 17 y 24 de marzo y las plazas ya están agotadas.