Vídeo: El acalde expulsa a socios de Gobierno del Pleno de Santa Lucía.

El pleno municipal del Ayuntamiento de Santa Lucía rechazó este jueves la recusación contra el alcalde Santiago Rodríguez presentada por  Juan José Ramos López, secretario general de Agrupación de Vecinos de Santa Lucía, que pretendía que el primer edil no pudiera resolver el procedimiento para su nombramiento como funcionario interino letrado asesor. El pleno resolvió en contra de la presentación de prueba solicitada por Ramos López y rechazó también que hubiese animadversión personal por parte del primer edil.


La solicitud de recusación planteada por Ramos López fue respaldada por los concejales de su partido, Agrupación de Vecinos y el voto de la edil del Grupo Mixto Beatriz Mejías. Nueva Canarias y PSOE se abstuvieron y Fortaleza y el Partido Popular votaron en contra. Cuando se iba a tratar el punto de la recusación el grupo Agrupación de Vecinos planteó dejar el asunto sobre la mesa, pero el Secretario General Municipal informó que la legislación vigente obligaba al pleno municipal a pronunciarse tanto sobre la solicitud de pruebas como sobre la recusación.

Este punto del orden del día fue uno de los momentos más tensos del pleno. El concejal de personal Jacinto Reyes mostró su desacuerdo con el informe del Secretario General y leyó unos folios en los que hacía alusión a una serie de normas en las que supuestamente se sustentaba su petición de dejar el asunto sobre la mesa. El portavoz de Fortaleza Pedro Sánchez calificó de “impresentable” la actitud de Reyes y señaló que “están hablando desde la más profunda de las ignorancias jurídicas, confunden los intereses y la palabra de Juan José Ramos con los de su grupo político, y hablan aquí en nombre de un señor que es cargo de confianza y que nisiquiera es concejal”.

A petición de diferentes grupos se realizó un receso y el Secretario Municipal informó a los grupos de la normativa relacionada con los procedimientos de recusación. Después del receso, con el portavoz del Partido Popular Marcos Rufo ejerciendo de alcalde en funciones porque el alcalde Santiago Rodríguez estaba obligado a ausentarse en este punto, se procedió a la votación y tras dos empates, se resolvió en contra de la recusación con el voto de calidad de Marcos Rufo.


Al término del pleno Santiago Rodríguez manifestó que “Este alcalde ha intentado siempre que en el Ayuntamiento de Santa Lucía permanezcan la claridad, la transparencia y la honradez, y que no se crucen las líneas rojas que creo que en este caso ya se han cruzado”. El primer edil añadió que “ha sido un acierto por parte de los compañeros no apoyar una recusación que hace el secretario local de un partido político, que está contratado como personal de confianza en el Ayuntamiento, esto es algo difícil de entender, por eso estoy satisfecho porque se ha rechazado esta recusación”. Rodríguez considera que “hoy también se ha evidenciado en el pleno quién mueve los hilos en algún partido de este municipio, quienes están por el interés general y quienes están buscando otras cuestiones que a mí todavía se me escapan, y sí quiero decirles  a los ciudadanos que estén tranquilos, que mientras Santiago Rodríguez sea el alcalde se va a seguir trabajando por el interés general y que por encima de todo se van a defender los intereses de la ciudadanía”.

El pleno municipal dejó sobre la mesa una propuesta de bajada del Impuesto de Bienes Inmuebles a la mayoría de las familias del municipio que trajo el concejal de Hacienda Marcos Rufo. La propuesta recogía bonificaciones para familias numerosas que tengan una vivienda cuyo valor catastral sea inferior a 150.000 mil euros. Las familias numerosas de categoría especial (con 4 o más hijos) con viviendas cuyo valor catastral sea inferior a 40.000 euros iban a recibir la mayor bonificación, con un descuento del 90% en el recibo del IBI. Quienes tengan viviendas por ese importe pero sean familias numerosas  de categoría general (de tres hijos o dos si alguno tiene discapacidad) tendrían una bonificación del 80%. En la propuesta también estaba contemplada la bonificación a familias numerosas con viviendas con valor catastral entre 40.001 euros y 150000 euros (tendrían entre un 50 % y un 60% de bonificación). Los concejales de Fortaleza y los dos del Partido Popular expresaron su apoyo a la propuesta del concejal de Hacienda, pero la moción se quedó sobre la mesa con los votos de Agrupación de Vecinos, Nueva Canarias, PSOE y Grupo Mixto.

El concejal de Hacienda Marcos Rufo manifestó “que es lamentable lo que hemos vivido en el municipio de Santa Lucía porque la decisión de AV, PSOE, Nueva Canarias y Grupo Mixto al votar que se quedara sobre la mesa saben que no se podrá aplicar esta bajada el próximo ejercicio”. Rufo añadió que “me extraña que si abogan por una rebaja de impuestos, planteen dejarlo sobre la mesa si saben que esto perjudica a las familias de Santa Lucía”.