Usó documentos robados de un coche para pedir préstamos y 12 líneas telefónicas.

En San Bartolomé de Tirajana

La Policía Nacional detiene a un hombre por robo con fuerza, estafa, falsificación documental y usurpación

El arrestado accedió a la fuerza supuestamente al interior de un coche estacionado en una calle de Melilla y sustrajo varios documentos personales de su propietario

Haciéndose pasar por éste, falsificó documentos para solicitar préstamos y contrató hasta doce líneas telefónicas

14-abril-2019.- Agentes de la Policía Nacional han detenido en San Bartolomé de Tirajana a un hombre de 31 años de edad y nacionalidad marroquí, con numerosos antecedentes policiales, como presunto autor de los delitos de robo con fuerza, falsificación documental, estafa y usurpación de estado civil. El mismo accedió a la fuerza supuestamente al interior de un vehículo estacionado en una calle de Melilla y sustrajo varios documentos personales de su propietario. Haciéndose pasar por éste, falsificó documentos para solicitar préstamos y contrató hasta doce líneas telefónicas.

Los hechos se desencadenaron tras la denuncia de un hombre, residente en Melilla, manifestando que al regresar a su coche se había percatado de que una de las ventanillas había sido fracturada y su documentación personal había desaparecido.

Posteriormente, el denunciante recibió llamadas telefónicas de dos empresas de servicios de telecomunicaciones avisándole del impago de varias facturas pendientes por importes de1.080 y 800 euros, correspondientes a la compra de un terminal y a la contratación de doce líneas telefónicas realizados en la localidad grancanaria de San Fernando de Maspalomas.

La investigación policial permitió identificar a un hombre de 31 años de edad y nacionalidad marroquí, quien supuestamente había sustraído la documentación del citado denunciante del interior de su coche en Melilla.

Una vez en Maspalomas y en posesión de la misma, compró a crédito un teléfono móvil de gama alta y contrató hasta doce líneas de teléfono con dos compañías proveedoras de servicios.

Además, el citado investigado falsificó documentos laborales del denunciante y solicitó un crédito de 20.000 en su entidad bancaria euros que no se llegó a realizar, ya que los agentes ya tenían conocimiento de que se trataba de una estafa y acudieron inmediatamente a la sucursal, donde fue detenido como presunto autor de los delitos de robo con fuerza, estafa, falsificación documental y usurpación del estado civil.

Instruido el correspondiente atestado policial, el detenido fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente.

La intervención policial fue llevada a cabo por agentes de la Comisaría de Maspalomas.
Vídeos destacados: