Denunció violación para ocultar una infidelidad, en Puerto Rico.

La Guardia Civil investiga a una persona por simulación de delito tras denunciar abusos sexuales en Gran Canaria

· Regresó a su país al día siguiente de denunciar los supuestos abusos en el Puesto Principal de la Guardia Civil

04 de abril de 2019.- La Guardia Civil del Puesto Principal de Puerto Rico-Mogán, en Gran Canaria, instruyó diligencias el pasado 03 de abril contra una persona de iniciales I.B., 34 años de edad y turista de nacionalidad extranjera, como presunta autora de un delito de simulación de delito o denuncia falsa, al simular un supuesto caso de abuso sexual en la localidad citada de Gran Canaria con el objetivo de ocultar una infidelidad a su pareja sentimental.

La investigación comenzó a raíz de la denuncia el pasado día 26 de marzo de I.B. de 34 años de edad y nacionalidad noruega, en la que participaba que tras entablar amistad con un joven británico en un local de ocio nocturno de la localidad de Puerto Rico se trasladaron hasta el vehículo que el joven tenía alquilado, siendo este un Mercedes de gama alta, con la intención de enseñarle a la denunciante el mismo y, donde tras acceder al interior, supuestamente el joven, -siempre según la denunciante- comenzó a realizarle tocamientos sexuales y ofreciéndole mantener relaciones completas, a lo que la denunciante dijo que se negó, pero que finalmente se vio obligada alegando que se encontraba atemorizada debido a que estaba encerrada en el coche y a solas con el individuo.

Debido a la gravedad de los hechos denunciados se procedió de inmediato a indagar estos hechos por parte de componentes del Área de Investigación, que obtuvieron imágenes tanto del interior del local de ocio nocturno como de diferentes partes del trayecto que la denunciante y su acompañante realizaron.

Sin embargo una vez visionadas las imágenes, los agentes pudieron constatar que la denunciante y el joven británico comenzaron a tener contacto físico de carácter sexual mientras estaban en el local de ocio nocturno, aprovechando las continuas y temporales ausencias del novio de la denunciante, así como que la misma y el joven británico abandonaron el establecimiento de manera concertada aprovechando que su pareja se encontraba en el baño del local, recorriendo la práctica totalidad del centro comercial de Puerto Rico cogidos de la mano y besándose en repetida ocasiones tanto con anterioridad como con posterioridad a haber estado juntos en el interior del vehículo del joven británico, pudiendo observarse como ambos se despiden apenas a unos metros del local donde se encontraba la pareja de la denunciante, el cual había alertado incluso a patrullas de la Guardia Civil acerca de la desaparición de la mujer, por lo que por parte de los agentes encargados de la investigación se presupone que el motivo de denunciar estos hechos sería el ocultar la presunta infidelidad cometida.

En base a dichas pesquisas policiales realizadas la Guardia Civil atribuye a I.B. -la cual ya había regresado a su país- la presunta autoría de un delito de simulación de delito, entregando las diligencias en el correspondiente Juzgado en funciones de guardia de la localidad de Maspalomas.

Penas por la simulación de delito

Cabe destacar que la simulación de un delito puede conllevar penas que van desde los 6 meses de hasta los 2 años de cárcel, o multas que irían desde los 3 hasta los 24 meses, dependiendo del nivel de gravedad del falso delito y de falsas imputaciones a terceras personas.

Este tipo de denuncias además causa un grave perjuicio a las unidades policiales que las reciben, puesto que motivan que se consuma una serie de recursos de personal, tiempo y material, afectando considerablemente al normal desarrollo de las investigaciones que se realizan por hechos reales.
Vídeos destacados: