50 días escondido entre las cañas del barranco de Taidía, el preso fugado.

En San Bartolomé de Tirajana
La Policía Nacional detiene al preso que no reingresó en el centro penitenciario tras un permiso

* Dos juzgados de la isla de Gran Canaria, además de la Audiencia Provincial de Las Palmas ordenaron su detención

* El arrestado debió reingresar en el centro penitenciario Las Palmas II donde cumple condena, el pasado día 28 de diciembre

* En el momento de su detención le fue intervenido un cuchillo de 25 centímetros de hoja

Detenido en Vuelta Oscura (Taidía) el preso fugado de la cárcel de Juan Grande.

Esta tarde agentes de paisano detenían a Juan Francisco Mejías, en busca y captura desde el pasado 27 de diciembre de 2018, tras no regresar a la cárcel de Juan Grande tras un permiso penitenciario.

Fue sacado de su escondite entre lágrimas y gritos pidiendo que "lo maten", por no querer volver a prisión.

Desde hacía 10 días se había intensificado su búsqueda entre la zona de Vuelta Oscura (Taidía) y el barranco de Tirajana por denuncia de familiares, tras ser pillado en una vivienda de ellos, en la que se introdujo para cocinar unos huevos.
En ese momento antes de huir, pidió entre lágrimas que lo ayudaran, que no quería hacer daños a nadie, que solo quería comida.

Y es que los dueños de esta casa, habían notado en estas semanas, que les habían robado de sus fincas, algunas verduras y frutas, pero nunca pensaron que el fugado se estaba escondiendo por la zona. Concretamente en una cueva de pequeñas dimensiones, tipo zulo ("cueva de Hilario"), en la que la Guardia Civil encontró una manta y una almohada, que presuntamente había robado también a sus familiares.

Durante más de 50 días el preso sobrevivió escondido en la zona que ven en la imagen que encabeza esta noticia, entre Vuelta Oscura (Taidía), Lomito de Taidía y la Piedra del Tión (barranco de Tirajana). Y es que conocía esta zona porque en los anteriores permisos penitenciarios, sus familiares lo habían llevado a esta zona para tenerlo entretenido en las fincas con labores de campo.

20-febrero-2019.- Agentes de la Policía Nacional han detenido en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, a un hombre de 53 años de edad, con antecedentes policiales por quebrantamiento de condena, al no reingresar tras un permiso al centro penitenciario. Dos juzgados de la isla de Gran Canaria, además de la Audiencia Provincial de Las Palmas habían ordenado su detención. El mismo debió reingresar en el centro penitenciario Las Palmas II donde cumple condena, el pasado día 28 de diciembre. En el momento de su detención le fue intervenido un cuchillo de 25 centímetros de hoja.

La investigación policial se inició al no reincorporase un preso al centro penitenciario tras un permiso el pasado día 28 de diciembre. Esta circunstancia motivó que la Autoridad Judicial competente ordenara su localización y detención.

Tras numerosas e intensas gestiones los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia en el barranco de Taidía de San Bartolomé de Tirajana donde supuestamente pernoctaba el individuo, oculto en medio de un cañaveral.

Finalmente, ayer por la noche los agentes localizaron y detuvieron al buscado, quien al percatarse de la presencia policial se había ocultado en una finca cercana. En el cacheo de seguridad le fue intervenido un cuchillo de 25 centímetros de hoja.

Los agentes pudieron comprobar que al detenido le constaban además dos órdenes de detención en vigor por sendos juzgados de la isla de Gran Canaria.

Instruido el correspondiente atestado policial, el detenido ha sido puesto en la mañana de hoy a disposición de la Autoridad Judicial competente.

La intervención policial fue llevada a cabo por agentes del Grupo de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas, quienes contaron con la colaboración de funcionarios de la Comisaría de Maspalomas.

Juan Francisco Mejías González fue condenado en 2005 a 22 años de prisión por haber asesinado mediante veinte cuchilladas a la que entonces era su pareja, Fabiola González, en el domicilio familiar de Telde, en presencia de los hijos de ambos, que trataron infructuosamente de detener la agresión.

Su hermano había pedido que no le dieran permiso para salir de la cárcel, afirmando que se había radicalizado y había amenazado de muerte a su actual pareja.
Vídeos destacados: