La fiesta Fin de Año de La Karpa la más grande en recinto cerrado de la isla

La fiesta de Fin de Año de Santa Lucía, que se celebra en La Karpa, se consolida como la fiesta más grande en recinto cerrado que se celebra en Gran Canaria con un aforo de 5.500 personas. El Ayuntamiento, que ya ultima los detalles, puso en marcha esta iniciativa hace 15 años como una alternativa para que los ciudadanos y ciudadanas eviten los desplazamientos en coche fuera del municipio. 

Las puertas de La Karpa se abrirán a las 00.30 y la fiesta para recibir el año nuevo se prolongará hasta las 06.30 de la mañana. El acceso al recinto contará con un sistema automatizado en la entrada y salida del recinto a través del código QR impreso en cada entrada. La entrada es solo para mayores de 18 años.
Un grupo de 66 personas velarán por la seguridad dentro y fuera del recinto de La Karpa, entre ellos, 14 agentes de Policía Local de Santa Lucía, 16 de la Policía Autonómica Canaria, 6 de la Guardia Civil y 30 personas de vigilancia privada. También habrá un dispositivo especial de prevención de tráfico de estupefacientes, consumo de alcohol en menores y reventa de entradas, con agentes de paisano dentro y fuera del recinto. Hospitalito con personal sanitario y ambulancias disponibles durante todo el evento completan el dispositivo de seguridad.

También se ha habilitado un parking especial para personas con movilidad reducida y en el interior baños adaptados para personas con minusvalía. 
El interior de La Karpa Abián Reyes, Antonio Boada y Dj Promaster pondrán música a la larga velada. El recinto cuenta con seis carpas con barras de 15 metros cada una para bebidas y 30 baños químicos. La fiesta para dar la bienvenida a 2019 también ofrece un ‘photocall’ para fotografías, espectáculo de sonido e iluminación y pantallas leds. En el exterior del espacio público, localizado frente a las Oficinas Municipales de Vecindario, habrá un puesto de comida abierto hasta las 7.00 de la mañana y una parada de taxis habilitada especialmente para esa noche de fin de año.
Entre los consejos destacan la prohibición de entrada a La Karpa de recipientes de vidrio, bebidas alcohólicas, pirotecnia y petardos, objetos considerados peligrosos o prohibidos en la legislación vigente.

Conservar la entrada
Se han establecido unos precios límite para las consumiciones, entre los que destacan 5 euros el combinado normal, 7 euros el combinado premium, 3 euros la cerveza y 2 euros el refresco.
La concejalía de Festejos recuerda la necesidad de conservar la entrada en buen estado durante todo el evento, ya que deberá utilizarse tanto en la entrada como en la salida del recinto, para lo cual debe ser legible el código QR impreso en el ticket.

El concejal responsable del área Antonio López hace un llamamiento “al civismo para disfrutar entre todos y todas de una noche divertida con la que dar la bienvenida al 2019”, y recuerda que la fiesta de Fin de Año de La Karpa “vuelve otro año más a convertirse en una alternativa para que los ciudadanos y ciudadanas eviten los desplazamientos en coche fuera del municipio”.
Vídeos destacados: