Desenchufar los ‘vampiros’ para ahorrar agua y luz.

La Feria Internacional Canagua&Energía cierra este sábado sus puertas dedicado al público general, al que ha presentado las claves para ayudarlo a ser más eficientes en el uso del agua y la energía y ahorrar en la factura, como tener mucho cuidado con los ‘vampiros’ de la electricidad, electrodomésticos constantemente enchufados que están chupando energía todo el tiempo que están esperando a ser usados sin reportar beneficio alguno a cambio por ello y a los que no queda más remedio que desenchufar o desconectar usando una regleta multiusos.

El ingeniero José Manuel Padrón, de la empresa Aferventus Ingeniería, S.L., fue el encargado de dar a conocer en este encuentro del Cabildo las claves para entender conceptos como potencia o energía, poco claros para la ciudadanía y sin embargo fundamentales a la hora de ahorrar dinero en las facturas, es básico tanto para tomar decisiones, como para adoptar hábitos de consumo eficiente.

Las facturas de la luz son “muy complejas”, reconoció Padrón, quien destacó además que existen muchas comercializadoras y las opciones que un consumidor puede contratar son muy amplias.

Explicó por ejemplo conceptos como la potencia, que se puede contratar en función del estilo de vida que cada uno lleve sin necesidad de contratar más de la que se necesita, o la energía, que es lo que se consume habitualmente sin tener en cuenta las opciones de contrato que nos ofrecen las compañías en función de nuestro perfil de uso. Existen por ejemplo tarifas nocturnas que no todo el mundo conoce y que pueden ser adecuadas para personas que usan más electricidad en esas horas.

Además, es fundamental que tener en cuenta los gastos que producen algunos ‘vampiros’ de electricidad. El simple gesto de apagar el piloto de un televisor que normalmente se queda encendido durante la noche puede suponer un 10 por ciento de ahorro al año en la factura de la luz.

Pero hay muchos otros vampiros, desde el teléfono enchufado tras haber cargado a ordenadores, radios, videojuegos, impresoras, microondas o los módem, es decir, muchos de los cada vez más frecuentes pequeños y grandes electrodomésticos constantemente enchufados. Conectarlos en regletas multiusos fácil de desconectar por la noche, al acabar la jornada o salir de casa es una buena opción. Es tan fácil como intentarlo un mes y comparar.

Una nevera mejor usada

Otros hábitos que se pueden adoptar y que garantizan un ahorro en la factura son reducir el tiempo que se mantiene abierta la nevera para coger alimentos, descongelar comida en la nevera y no en el exterior para que el propio alimento congelado aporte energía al frigorífico, o mantener la nevera y el congelador a temperaturas de 5 y 18 grados bajo cero respectivamente, y no a 2 y 23 bajo cero, como se suele configurar.

Además de estos hábitos gratuitos, el ciudadano puede adoptar otras medidas que cuestan dinero a corto plazo pero que, a la larga, logran reducir la factura. Entre ellas, la sustitución de bombillas incandescentes por LED puede reducir el gasto nada menos que un 80 por ciento. También la compra de electrodomésticos de categoría A++ o A+++ reducen la factura “drásticamente”, garantizó.

Cerrar el grifo, la primera clave pero no la única en el agua 

Con la factura del agua el enfoque es parecido aunque, al depender la gestión del agua de cada Ayuntamiento, la facturación se hace de manera distinta en cada municipio. Los hábitos sostenibles, sin embargo, son comunes en toda la población, que en gran parte desconoce, por ejemplo, que reduciendo la ducha de diez a cinco minutos pueden ahorrar 100 litros de agua, o que dejar el grifo abierto al afeitarse o lavarse los dientes o las manos consume el enorme volumen 12 litros de agua por minuto, más de dos garrafas de agua de las de cinco litros en apenas 60 segundos.

Otras medidas, como los dobles pulsadores en las cisternas o los llamados aireadores, que al instalarlos en el grifo introducen burbujas de aire en el chorro de agua y con ello reducen su volumen a la mitad, son de fácil aplicación y suponen un gran ahorro en el consumo de agua.

En definitiva, a través de estas charlas, el Cabildo de Gran Canaria ha tratado de que el ciudadano pueda conocer bien los conceptos que se incluyen en las facturas de la luz y del agua para estar en disposición de tomar decisiones inteligentes que le permitan ahorrar en su facturas de electricidad y de agua, bien adoptando hábitos de consumo sostenibles, o identificando medidas como comprar un tipo determinado de electrodomésticos, poner un método de iluminación determinado.

Con propuestas como la de ayudar a ahorrar agua y luz, la Feria Internacional Canagua&Energía finaliza esta jornada abierta al público general con el objetivo de concienciar a la población sobre el uso eficiente de la energía, para lo que también ha organizado talleres infantiles y familiares que enseñan a los niños a valorar la importancia del agua y la necesidad de reutilizarla, así como el funcionamiento de la energía eólica.

Impulsada por el Cabildo de Gran Canaria a través de Infecar y la Spegc, cuenta con el patrocinio el patrocinio de Disa, Enercon, Aquialia y Cajasiete, y la colaboración de la Unión Europea, el Gobierno español y el canario a través Proexca, el ITC y la Plocan.
Vídeos destacados: