El juzgado de lo penal absuelve por tercera vez a Paco González.

El juzgado de lo penal nº 6 de las Palmas dicta sentencia en la que no aprecia que el ex-regidor de Mogán, cometiese ni prevaricación ni atentase contra los derechos cívicos de los concejales de la oposición.

Los Secretarios del Ayuntamiento afirmaron que Paco González actuó en todo momento siguiendo sus recomendaciones jurídicas.

Hoy miércoles 26 de septiembre ha sido notificada la Sentencia dictada por el juzgado de lo penal nº6 de Las Palmas por la que se absuelve al Francisco González de la comisión de un presunto delito de prevaricación administrativa y contra los derechos cívicos.

Según se desprende del contenido de ésta, la acusación particular, ejercida por el portavoz de Ciuca y actual segundo teniente de alcalde de Mogán, Mencey Navarro solicitaba una pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público contra el ex-primer edil moganero por haberle retirado la palabra en distintas sesiones plenarias.

Por su parte la jueza, a lo largo de una minuciosa sentencia de dieciocho páginas, ha desgranado el tipo delictivo de la prevaricación así como los requisitos que deben observarse para entender que efectivamente se ha cometido o no dicho delito, siendo una cuestión central determinar si hay o no una clara voluntad por infringir la ley.

La acusación particular del portavoz de Ciuca, centró el debate en la comisión del delito de prevaricación, en relación a los hechos acontecidos en las sesiones plenarias del 26 de enero de 2012, del dos de septiembre de 2013 y del once de octubre de 2013, en el que el entonces alcalde por un lado, no dejó que éste tomase la palabra en relación a una moción que habían presentado todos los grupos de la oposición, y por otro por retirarle la palabra al faltar el respeto tanto al secretario del pleno como al jefe de la policía local de Mogán.

Por su parte los testigos de la defensa, los dos últimos secretarios del Ayuntamiento de Mogán, D. Ángel Sutil y D. Domingo Arias, confirmaron que todas las decisiones del alcalde adoptadas en relación a estas cuestiones contaron con su aval jurídico, “pues cumplía con las recomendaciones legales”. Así mismo, afirmaron que la crispación en las sesiones plenarias generaban muchas interrupciones, llegando a calificar la conducta de Francisco González, de “paciente y flexible”.

La jueza en la Sentencia concluye que no han resultado acreditados los elementos esenciales del delito de prevaricación administrativa, por lo que procede la absolución.

Según ha manifestado Francisco González, la justicia le ha dado la razón por tercera vez consecutiva, poniendo de manifiesto que las diferentes denuncias instadas por Ciuca, respondían a un claro interés político para impedir que pudiese concurrir a las próximas elecciones locales.
Vídeos destacados: