10 nuevos vehículos para el Servicio de Limpieza de Las Palmas de Gran Canaria.

Augusto Hidalgo, junto a las concejalas Pilar Álvarez y Lourdes Armas, ha presentado hoy las nuevas adquisiciones que incluyen dos vehículos para labores de lavado a presión y otros ocho camiones de trastos para el Servicio, que ha supuesto una inversión de más de 360.000 euros

Estos vehículos se suman a los 11 con los que el Servicio Municipal de Limpieza cuenta desde junio, con los que ya son 21 los camiones y maquinaria adquirida por el actual Gobierno local con los que se ha rejuvenecido una flota que no se renovaba desde hace 13 años

Las Palmas de Gran Canaria, lunes 17 de septiembre de 2018.
El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, la concejala de Sostenibilidad, Pilar Álvarez y la concejala del Distrito Vegueta-Cono Sur-Tafira, Lourdes Armas, han presentado esta mañana en El Batán los nuevos vehículos que el Ayuntamiento ha adquirido para modernizar la flota del Servicio Municipal de Limpieza con dos nuevas unidades hidrolimpiadoras y ocho camiones de trastos, con las que se va a poder mejor significativamente el servicio que se presta en las calles.

Hidalgo destacó que el Ayuntamiento ha hecho una inversión de 360.688 euros en estas adquisiciones, y que de esta forma se quiere seguir formalizando el compromiso del Ejecutivo municipal con la mejora y la renovación de la flota del Servicio Municipal de Limpieza “que cuenta con vehículos que llevan más de 30 años en la calles ya que desde 2005 el Ayuntamiento no adquiría nueva flota”. De hecho, en junio, por primera vez desde hace 13 años, este Servicio Municipal incorporó nuevas unidades para reforzar el servicio que se presta a la ciudadanía.

Esta situación provocaba, recordó el alcalde, “que no solo el servicio que se prestaba, sino las condiciones de los trabajadores fueran realmente malas a la hora de efectuar un servicio fundamental como es la limpieza viaria en Las Palmas de Gran Canaria”.

Ahora, apuntó el alcalde, se incorporan vehículos a medida y que incorporan todas las necesidades que pedían los propios trabajadores “para que su trabajo sea lo más cómodo, lo más eficiente y con las mejores garantías de seguridad en el trabajo, y al mismo tiempo van a poder realizar un trabajo mucho más rápido y eficiente en las calles de la ciudad”.

Por primera vez el Servicio Municipal de Limpieza dispondrá de ocho unidades diseñadas específicamente para las labores de recogida de enseres puerta a puerta. Hasta ahora se disponía de unidades diseñadas para otros fines y reconvertidas para este servicio, lo cual dificulta enormemente los trabajos de recogida, acopio y carga en los actuales vehículos para los trabajadores. Los ocho camiones miden 5,31 metros de largo y 2,09 de ancho

Estas unidades disponen de cabinas para tres operarios, cajas de herramientas separadas del habitáculo, ocho puertas laterales para poder cargar cómodamente la unidad, así como una rampa hidráulica trasera para enseres de mayor peso (hasta 500 kilos). Para la labor de descarga dispone de volquete de toda la carrocería.

También por vez primera, el Servicio Municipal de Limpieza va a disponer de dos unidades diseñadas específicamente para las labores de lavado a presión, que incorporan los últimos adelantos para permitir mejorar de forma significativa la limpieza que realizan, ya que se calcula que su capacidad es el doble de las que hasta ahora disponía la flota del Ayuntamiento, además de incorporar sistemas de seguridad muy importantes. Estas hidrolimpiadoras miden 5,54 metros de largo y 2,07 de ancho.

Hasta ahora, indicó la concejala Pilar Álvarez, para la limpieza de las calles se disponía de unidades reconvertidas y con esta nueva incorporación se va a realizar “un trabajo más intenso”, según Pilar Álvarez, que apuntó que la principal característica de estas máquinas es que el equipo de impulsión del agua toma la potencia del propio grupo propulsor del vehículo, haciendo innecesaria la presencia de grupos de combustión dedicados al bombeo.

“Eso nos evita emisiones y ruidos más allá de los del propio vehículo”, añadió la concejala, que explicó que tanto el depósito de agua como el equipo de impulsión están en el interior del furgón cerrado, dando una imagen más limpia a la hora de realizar sus trabajos en vía pública.

Desde el punto de vista de la seguridad, estos dos vehículos disponen de frenos antibloqueo y sistema de control de estabilidad, para una mayor seguridad en la conducción.

Igualmente importante para continuar con los esfuerzos que la ciudad está realizando en materia de medio ambiente y control de las emisiones contaminantes es el hecho, indicó Álvarez, de que las máquinas tengan motores que reducen de manera considerable la contaminación.

Estas dos nuevas unidades se suman a los 11 vehículos que se incorporaron a la flota del Servicio Municipal de Limpieza en junio, cuando por primera vez en 13 años, el Ayuntamiento capitalino mejoró la flota municipal destinada a estas funciones, con una inversión de 1,13 millones de euros.

Se trataba en este caso de tres camiones brigada de doble cabina, que son unidades para equipos de trabajo de hasta siete personas, con una carrocería cerrada con volquete para la recogida a granel de residuos de limpieza viaria. Un camión gancho, para el transporte de carrocerías de recogida de enseres y trastos, de grandes dimensiones. Y cuatro unidades de recolector de 15 metros cúbicos y otras dos de siete metros cúbicos. El último camión que se presentó entonces fue un volquete de doble cabina, que se utiliza tanto para la recogida de trastos de grandes dimensiones y para el movimiento de tierras si fuera el caso.
Vídeos destacados: