Detenidos en Maspalomas y Las Palmas por tráfico de armas.

Operación “Lucky”
La Policía Nacional desarticula una organización criminal dedicada al tráfico ilícito de armas en Canarias

Han sido detenidos cuatro hombres y una mujer en Las Palmas de Gran Canaria y Maspalomas

Compraban armas detonadoras en diferentes armerías de Gran Canaria y Tenerife, para luego manipularlas de forma que pudieran hacer fuego real y distribuirlas en el mercado negro

Han sido intervenidas cuatro pistolas detonadoras  con su correspondiente munición preparadas para ser disparadas


18-julio-2018.- Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Gran Canaria una organización criminal dedicada al tráfico ilícito de armas y han detenido a cuatro hombres de 27, 38, 42 y 48 años de edad y a una mujer de 42, todos ellos con antecedentes policiales. Los arrestados compraban armas detonadoras en diferentes armerías de Gran Canaria y Tenerife, para luego manipularlas de forma que pudieran hacer fuego real y distribuirlas a compradores de las islas. Han sido intervenidas cuatro pistolas detonadoras con su correspondiente munición preparadas para ser disparadas.

La investigación se inició a raíz de varias actuaciones policiales en las que fueron intervenidas dos pistolas detonadoras por los funcionarios policiales a cargo de las mismas en la capital grancanaria.

Fruto de una minuciosa investigación, los agentes descubrieron un entramado criminal que, con ánimo de lucro, adquiría armas detonadoras de 9 milímetros con munición de curso legal  y las modificaban haciéndolas totalmente funcionales. Una vez preparadas eran introducidas en el mercado negro.


Tras meses de investigaciones, los agentes policiales consiguieron elaborar un organigrama cada vez más nutrido de la estructura del grupo criminal en cuestión, identificando jerarquías, roles y localizando a los compradores de las armas.

Modus operandi

La organización, con la finalidad evitar ser detectados en los controles sobre este tipo de armas, se servía de terceras personas que prestaban su identidad para efectuar la compra de estas en distintas armerías de las islas de Gran Canaria y Tenerife.

Una vez adquiridas, tanto las armas como la munición eran manipuladas por uno de los integrantes de la organización, quien las transformaba en armas reales con capacidad de detonar proyectiles.

Finalmente, las pistolas eran distribuidas en el mercado negro por otro de los miembros, que como intermediario se encargaba de buscar potenciales compradores en todo el archipiélago y efectuar las transacciones.

Las pesquisas policiales permitieron obtener evidencias concretas de los procedimientos para la modificación de las armas, lugares para su ocultamiento y los canales de distribución y venta.

Registros y detenciones

Tras recabar toda la información necesaria y con la preceptiva orden judicial, se llevaron a cabo registros en tres inmuebles de la capital grancanaria y otro en el Tablero de Maspalomas, en las que fueron localizadas e intervenidas dos armas detonadoras modificadas y preparadas para hacer fuego.

La operación policial ha culminado con la detención de cuatro personas, tres hombres y una mujer, como presuntos integrantes de la organización criminal, además de uno de los compradores como presunto autor de un delito de tenencia ilícita de armas.

Instruido el correspondiente atestado policial, los detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente, quien ordenó el ingreso en prisión del principal miembro de la organización.

La intervención policial fue llevada a cabo por agentes del Grupo de Delitos Patrimoniales de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas
Vídeos destacados: