Licitan la construcción de la II Fase del Mirador de Alta Vista.

La segunda parte del proyecto consistiría en la creación de tres terrazas-miradores escalonadas y una cuarta terraza destinada a práctica en grupo de diferentes técnicas de relajación o meditación

La primera fase de la obra, que está a punto de terminar, ha consistido en la urbanización de la calle Echegaray, la demolición de la edificación existente en medio de la ladera ajardinada que comunica Altavista con el Paseo de Chil y la ejecución de muros

Las Palmas de Gran Canaria, jueves 22 de febrero de 2018.
La Concejalía de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ha encargado a la Sociedad Municipal de Gestión Urbanística (Geursa), la licitación del proyecto de creación de un mirador en Altavista en su II Fase.

La segunda parte del proyecto, que comenzará a ejecutarse previsiblemente en dos meses, una vez haya finalizado la primera fase, consistirá en la creación de tres terrazas-miradores escalonadas y una cuarta destinada a práctica en grupo de diferentes técnicas de relajación o meditación delimitada por un sendero peatonal que la separa del área de aparcamiento. Los trabajos también contemplan la plantación de árboles, la instalación de iluminación, la recogida de aguas pluviales y la instalación de pérgolas para generar sombra.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, ha asegurado que “ya hemos iniciado la construcción de dos miradores en la ciudad con el objetivo de instaurar una red de miradores para potenciar la cornisa orográfica de la capital como ruta turística alternativa”.

“La construcción del mirador de Altavista, sumado a los de Punta de Diamante, y en un futuro La Minilla y Las Baterías de San Juan, supondrá relanzar social y económicamente a barrios de la ciudad muy castigados por la crisis en los que poco o nada se ha invertido en los últimos años”, ha aseverado Doreste.

El proyecto del Mirador de Altavista contempló en su primera fase, que está a punto de terminar, tres actuaciones diferenciadas, la urbanización de un tramo de la calle Echegaray, la demolición de la edificación existente en medio de la ladera ajardinada que comunica Altavista con el Paseo de Chil, la antigua terraza El Cielo, y la ejecución de los muros del futuro mirador a construir en la parte alta de Altavista.

La licitación de la II Fase del proyecto del mirador de Alta Vista, está financiada con cargo al Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN), mediante una inversión de 706.125 euros.
Vídeos destacados: