No recogió su tarjeta y alguien la usó para compras por 1.030 euros.

La Guardia Civil esclarece una estafa continuada en Fuerteventura
· La investigada aprovechó su puesto de trabajo para supuestamente hacerse con una tarjeta de compras que había sido expedida para un cliente, realizando diversas compras con la misma con un valor total de 1.030 euros

· También se le imputa un delito de falsedad documental y un delito de descubrimiento y revelación de secretos


05 de enero de 2018.- La Guardia Civil del Puesto de Gran Tarajal, en el municipio de Tuineje, ha investigado el pasado día 23 de diciembre a una persona de iniciales M.J.G.S. -de 21 años de edad y sin antecedentes policiales- como presunta autora de un delito continuado de estafa en concurso con el delito de falsificación de documentos, así como un delito de descubrimiento y revelación de secretos, al apoderarse de una tarjeta de crédito de otra persona mediante la apertura de una carta dirigida a la víctima, empleando después en diversos comercios de la isla falsificando la firma de ésta.

Conocimiento de los hechos y denuncia
La investigación se inició a raíz de la denuncia presentada el mismo mes por parte de la víctima, que informó a la Guardia Civil que en el mes de febrero financió una compra en un establecimiento de una cadena comercial de muebles en la que se le expidió una tarjeta de crédito, que debería recoger en el punto de venta de esa empresa en la referida isla, aunque nunca llegó a recoger la mencionada tarjeta de crédito.

Sin embargo en el mes de diciembre su entidad bancaria comenzó a cargarle diferentes recibos en su cuenta, correspondientes a pagos con aquella tarjeta de crédito que nunca utilizó. Por tal motivo solicitó de su banco un extracto de la cuenta, percatándose de que constaban numerosas compras en diversos establecimientos de la isla de Fuerteventura pagadas con la tarjeta que nunca llegó a recoger, acumulando dichas compras un valor de 1.030 euros.

Investigación, identificación y hechos delictivos
A raíz de la denuncia se comenzaron las labores de indagación, solicitando los agentes todas las pruebas y vestigios basadas en la recogida de facturas y tickets de los pagos realizados con la tarjeta, obteniendo los datos de la persona que la había utilizado.

La Guardia Civil pudo comprobar que se trataba de una trabajadora de la cadena comercial donde la denunciante realizó la compra y tenía que recoger la tarjeta que nunca llegó a obtener, apropiándose presuntamente de la carta que contenía la misma en su interior y utilizándola posteriormente falsificando la firma de la víctima, motivo por el que se imputa un delito de descubrimiento y revelación de secretos -al haberse apoderado de una carta ajena a su persona- y un delito de estafa y falsedad documental.

Las diligencias han sito puestas a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Puerto del Rosario.

Vídeos recomendados:

Noticias relacionadas:

data-matched-content-rows-num="4,2" data-matched-content-columns-num="1,2" data-matched-content-ui-type="image_stacked"