La Policía Local adopta una perra abandonada en un barranco.

La Policía Local adopta para la unidad canina a una perra de raza labradora que fue abandonada en un barranco

El cuerpo municipal de seguridad ha involucrado a los ciudadanos en esta adopción invitándoles a participar en la elección de su nombre, con el que esta perra inicia su nueva vida y como gesto simbólico que representa el rechazo de toda la sociedad hacia el abandono animal

Las Palmas de Gran Canaria, miércoles 20 de diciembre de 2017.
La concejala de Presidencia, Seguridad y Cultura del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Encarna Galván, ha presentado hoy la última campaña que la Policía Local de la capital grancanaria ha impulsado para las fiestas navideñas y que protagoniza Duna, una perra mestiza labradora de 3 años de edad que los mismos agentes han recogido y convertido en miembro de su Unidad Canina.

Esta iniciativa policial se enmarca dentro de la campaña lanzada por los agentes, a través de un vídeo navideño de gran aceptación, en el que piden a la sociedad que no se abandonen más animales, y que enlaza a su vez con la campaña de la Concejalía de Fomento y Servicios Públicos para fomentar la adopción de mascotas del albergue en estas fiestas.

Para predicar con el ejemplo, la Policía Local ha adoptado a una perra que había sido abandonada hace meses en un barranco del barrio de El Toscón y que fue recogida por los operarios del servicio municipal de Salud Pública. El animal, que además padece de otitis crónica y filaria, una enfermedad que afecta a su corazón, fue entregado al Albergue Insular, donde los agentes de la Ucapol la encontraron y adoptaron hace unas semanas.

Desde el comienzo, agentes de la Unidad Canina (UCAPOL) se han hecho cargo de que el animal reciba los cuidados y la atención veterinaria que precisaba y, tras superar un test de aptitud para valorar su capacidad como perro policía, hoy ha sido presentada oficialmente como miembro del Cuerpo de seguridad, donde será protagonista en los controles de detección de drogas en la vía pública.

Además, la Policía Local ha querido involucrar a los ciudadanos en su adopción para convertirla en un símbolo que represente el rechazo de la sociedad hacia el abandono animal. Para ello, impulsaron en su cuenta de Twitter una encuesta de participación ciudadana donde fue posible votar el nombre con que esta agente labradora iniciaría su nueva vida, siendo el nombre Duna el ganador al recabar el 44% de los casi 1.500 votos recabados.

La Unidad Canina de la Policía Local cuenta, tras la incorporación de Duna, con nueve agentes caninos que desarrollan tareas especiales de detección de drogas y explosivos en los controles habituales que los agentes realizan por las calles de la ciudad.

Esta iniciativa de la Policía Local capitalina enlaza también con la campaña que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y el Colegio Oficial de Veterinarios de Las Palmas han puesto en marcha con el lema ‘No somos un juguete’, con la finalidad para promover entre la población la adquisición responsable de mascotas, sobre todo en fechas como la Navidad, en la que muchas personas deciden regalar animales a familiares o conocidos.

Con campañas como las de la Policía Local y la del servicio de Salud Pública se quiere resaltar que las mascotas no son un juguete que se pueda abandonar cuando se pierda interés en ellas, sino que implica una responsabilidad permanente y continua. Además se quiere concienciar a la población de que la adopción es la mejor opción frente a la compra, como ha hecho la Policía Local en el caso de Duna.

En Las Palmas de Gran Canaria hay censados en la actualidad casi 70.000 perros y gatos, sobre todo perros, que son 65.000. Este año, se han tenido que recoger un total de 978 animales, sobre todo perros, aunque también 222 gatos y 12 gallinas. Estas cifras demuestran que, con respeto a 2016 ha habido un descenso en la recogida de animales que se abandonan del 20%.

Un dato que demuestra la importancia de campañas como las que ya están en marcha es el que señala que en un 40% de los casos, estos perros y gatos abandonados son regalos. Otro 20% procede de compras.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria trabaja precisamente en estos momentos en la nueva Ordenanza Municipal sobre Protección y Tenencia de Animales que incluye las nuevas exigencias legales para el mantenimiento y cuidado de las mascotas en el término municipal, incluyendo medidas que refuerzan la protección y las sanciones por maltrato o abandono de los animales de compañía.
Vídeos destacados: