Encuentran en Sardina de Gáldar un perro perdido cazando en Telde.

La Guardia Civil recupera un animal extraviado en Gran Canaria
· El animal, que presentaba una delgadez extrema, quedó en depósito del Ayuntamiento de Gáldar mientras el SEPRONA trabajaba en averiguar si se trataba de un caso de maltrato animal

· Finalmente se comprobó que el perro estaba censado e identificado correctamente, y su dueño había denunciado dos meses antes su pérdida, por lo que no se le denunció por abandono

· En base la legislación vigente todos los perros y gatos, como animales domésticos, han de llevar insertado un microchip de identificación obligatoria

10 de noviembre de 2017.- La Patrulla del SEPRONA de la Guardia Civil de Santa María de Guía recuperó, gracias a la llamada de un ciudadano, un perro de raza podenco canario en la localidad de Sardina del Norte el pasado día 2 del mes en curso.

Los agentes observaron que el ejemplar presentaba un estado muy evidente de delgadez extrema (caquexia), y mientras el ciudadano alertante le facilitaba al animal comida y agua, procedieron a pasarle el lector de microchip oficial a fin de averiguar si el animal poseía propietario conocido.

Tras comprobar que el perro poseía dueño los agentes se pusieron en contacto con la veterinaria del citado ayuntamiento de Gáldar, que procedió al examen in situ del can, haciéndose cargo del mismo para su posterior traslado al centro municipal de recogida de animales.

ZOOCAN

Consultada la base de datos referida, (Registro canario de identificación animal), se pudo observar que el podenco estaba denunciado como perdido por su propietario desde el pasado 21 de septiembre, obteniendo los datos de contacto del dueño.

Al ponerse el SEPRONA en contacto con el propietario del perro, éste les informó que lo perdió cazando en el municipio de Telde y que lo estuvo buscando varios días, presentando después la denuncia descrita por extravío.

Identificación de los animales
El artículo 11.1 de la Ley 8/1991, de 30 de abril, de protección de animales en Canarias, y desarrollada posteriormente por el Decreto 117/1995, en su artículo 41, indica la obligatoriedad de identificar mediante microchip a los perros a partir de los tres meses de edad desde su nacimiento o un mes de desde su adquisición, acarreando sanciones administrativas la no realización de la identificación descrita.

A su vez es importante poner en conocimiento del veterinario correspondiente la pérdida del animal para que se proceda a dar de alta dicho extravío en la base de datos ZOOCAN, facilitando así las labores de localización del propietario legítimo; ya que no denunciarlo puede dar lugar a que los Agentes puedan interpretar el extravío como un abandono.

GranCanariaTv.com