Falseó las cuentas de su empresa y sustrajo 150.000 euros, en El Sebadal.

En Las Palmas de Gran Canaria.
La Policía Nacional detiene a una mujer tras sustraer 150.000 euros de la empresa para la que trabajaba.

La empleada, encargada de la caja de cobro, sustrajo repetidamente durante casi dos años sobres con dinero y falseó las cuentas de la empresa para enmascarar la desaparición del mismo.

En el registro llevado a cabo en su domicilio han sido intervenidos 3.320 euros en efectivo, tres ordenadores portátiles, 3 tablets y otros dispositivos electrónicos sin desempaquetar, además de seis expositores repletos de joyas.

18-octubre-2017.- Agentes de la Policía Nacional han detenido en Las Palmas de G.C. a una mujer de 42 años de edad, sin antecedentes policiales, como presunta autora de un delito de hurto cometido en la empresa donde trabajaba. La misma, que estaba encargada de la caja de cobro, sustrajo repetidamente durante casi dos años sobres con dinero y falseó las cuentas de la empresa para enmascarar la desaparición del mismo. En el registro llevado cabo en su domicilio han sido intervenidos 3.320 euros en efectivo, tres ordenadores portátiles, 3 tablets y otros dispositivos electrónicos sin desempaquetar, además de seis expositores repletos de joyas.

Los hechos se desencadenaron el pasado mes de junio tras la denuncia del responsable de una empresa ubicada en el polígono industrial de El Sebadal, en la capital grancanaria, en la que manifestaba haber localizado tras una auditoría descuadres en los libros de cuentas de los años 2015, 2016 y 2017.

La investigación policial permitió identificar a una de las encargadas de la caja de cobro, en cuyos turnos de trabajo se habían producido todas las sustracciones de capital.

Los agentes pudieron constatar cómo la misma sustrajo repetidamente durante casi dos años dinero en efectivo oculto en sobres y falseó las cuentas de la empresa para enmascarar la desaparición del mismo, por lo que fue detenida por funcionarios policiales como presunta autora de un delito de hurto.

Con la preceptiva orden judicial, los agentes llevaron a cabo un registro en el domicilio de la arrestada, donde fueron intervenidos 3.320 euros en efectivo repartidos en sobres y ocultos en diversas estancias de la vivienda, tres ordenadores portátiles, 3 tablets y otros dispositivos electrónicos sin desempaquetar, además de seis expositores repletos de joyas.

Allí fue localizada también una libreta en la que la detenida llevaba un control de los asientos contables de la citada empresa.

Instruido el correspondiente atestado policial, la detenida fue puesta a disposición de la Autoridad Judicial competente.

La intervención policial fue llevada a cabo por agentes del Grupo de Investigación de la Comisaría de Distrito Norte.

GranCanariaTv.com