Desastre amarillo contra el Celta (2-5).

Dos goles en los últimos minutos de Vitolo y Remy han maquillado un partido desastroso de Unión Deportiva Las Palmas.

Cuatro derrotas consecutivas y entramos en posiciones de descenso.

En la parte ofensiva el equipo estuvo a buen nivel, sin embargo otra vez sufrimos una gran debilidad defensiva.

La UD Las Palmas cae por goleada en el Estadio Gran Canaria frente al Celta de Vigo, con tres goles de Iago Aspas. Los amarillos reciben dos goles con un jugador más, tras la expulsión del portero Rubén Blanco. Vitolo y Remy anotaron los goles amarillos.

La UD Las Palmas de Pako Ayestarán hizo su debut en el Estadio Gran Canaria con una severa derrota. Los amarillos llevaron el peso de partido en los primeros minutos frente a un Celta de Vigo agazapado que esperaba la jugada idónea para la velocidad de Pione Sisto e Iago Aspas, el mejor del encuentro. Los goles tempraneros de los gallegos maniataron al equipo local, que no encontró el antídoto para salir de la espiral negativa. El fútbol vertical del Celta y la falta de confianza de los amarillos provocó el severo correctivo (2-5).

En la alineación titular de Las Palmas lo más significativo fue ver a la pareja de centrales formada por David García y Pedro Bigas. En el lateral izquierdo el canterano Borja Herrera se ganó la confianza del técnico vasco tras su buen partido en el Camp Nou. El equipo no funcionó como quería el entrenador y entró en depresión con cada llegada al área de los gallegos.

El primer gol del Celta se produjo cuando más controlado tenía el partido Las Palmas. Bigas y Jonathan Viera habían avisado con dos disparos lejanos. El fútbol de los canarios prometía, pero un balón hacia Emre Mor acabó en las redes de Chichizola (min. 16). El conjunto gallego ganó en confianza y tres minutos más tarde ponía el 0-2 (min. 19), obra del internacional Iago Aspas. Al descanso se llegó con la cómoda ventaja del Celta, que aprovechó sus dos acercamientos para sacar tajada a su fútbol de esperar.


Con el inicio de la segunda parte, Ayestarán buscó más presencia ofensiva introduciendo el primer cambio: Remy por Momo. El Celta salió con la intención de rematar el partido. Aspas,en la primera galopeada, se econtró con la mano de Chichizola. En la segunda llegada puso el 0-3 (min. 48). La expulsión de Rubén Blanco por roja directa, portero del Celta (min. 52), abrió la posibilidad de acortar distancias. No obstante, el equipo de Unzué no se rompió porque siguió con la misma idea. Y nada cambió, porque los vigueses anotaron el cuarto gol en el minuto 71,con tiro desde fuera del área de Pablo Hernández. Iago Aspas rubricó su gran noche con el quinto gol, el tercero en su cuenta particular. Los goles de Vitolo, en su reaparición, en el minuto 90, y de Remy, en el alargue, solo sirvieron para maquillar el resultado. Punto y final a un partido con otra derrota amarilla en el Estadio Gran Canaria, que deja al equipo grancanario en puestos de descenso.

GranCanariaTv.com