Aprueban las primeras ayudas por el incendio.

El Consejo de Gobierno de Canarias ha aprobado este lunes, 25 de septiembre, un acuerdo de ayudas por el que las consejerías competentes, bajo la coordinación de la Vicepresidencia, iniciarán las actuaciones dirigidas "al otorgamiento de ayudas y la adopción de medidas para mitigar las pérdidas y daños producidos por el incendio en la isla de Gran Canaria".


Según se manifiesta en el acuerdo y ha explicado el vicepresidente del Gobierno, Pablo Rodríguez, debido a las graves consecuencias de este incendio, no solo por las hectáreas quemadas sino por el fallecimiento de una persona y las repercusiones para la seguridad con la necesidad de evacuación de personas, el Gobierno de Canarias ha considerado preciso establecer ayudas y medidas que "reparen y palíen, en la medida de lo posible, las pérdidas y daños que se produzcan, con el objeto de contribuir con la vuelta a la normalidad de las zonas afectadas".

Estas ayudas serán compatibles con las establecidas o que pudieran establecerse por otras administraciones públicas y mitigarán, entre otras cuestiones, los daños sufridos por la población en general, así como los que hayan registrado empresarios y profesionales.

Además, el Consejo de Gobierno ha autorizado hoy el gasto de 500.000 euros, por parte de la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, para el "inicio inmediato de los trabajos de recuperación y regeneración de la zona afectada por el incendio en Gran Canaria", según ha explicado el vicepresidente, Pablo Rodríguez.

En concreto, esta cuantía irá destinada a la restauración hidrológica forestal, control de la erosión y desertificación, así como a trabajos complementarios en los espacios forestales incendiados para mitigar los posibles efectos de posteriores lluvias. También, se apoyará la retirada y tratamiento de la biomasa forestal quemada, y la restauración de infraestructuras rurales de uso general, caminos naturales y vías verdes.

Además, esta primera partida, que se verá complementada una vez que se realicen los informes necesarios por parte de las consejerías competentes, irá dirigida a la recuperación y regeneración ambiental de los efectos del incendio en los espacios de la Red Natura 2000, especialmente en los hábitats de interés comunitario y en aquéllos en los que existan especies de interés comunitario, endemismos o especies incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

Pablo Rodríguez ha manifestado que, del mismo modo, "se ha activado la solicitud de colaboración necesaria y urgente, al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), para la restauración de los terrenos afectados dados los importantes daños causados, no solo de carácter ecológico sino también en varias zonas urbanas, agrícolas y ganaderas de Gran Canaria".

Según ha remarcado el vicepresidente, la superficie total quemada, aproximadamente de 2.780 hectáreas, supera las 2.500 fijadas por el Ministerio para establecer medidas de urgencia en los territorios insulares para paliar los daños producidos por los incendios forestales. Estas medidas suponen la declaración de zona de actuación especial para la restauración forestal y medioambiental de las zonas afectadas y la declaración de emergencia de las obras a ejecutar por el MAPAMA.

Además, la superficie afectada incluida en lugares de la Red Natura 2000, en concreto en Zonas Especiales de Conservación, es de 1.836,75 hectáreas, una extensión que supera las 250 hectáreas establecidas para territorios insulares; a lo que se suma que, de las 2.780 hectáreas afectadas, 2.677 pertenecen a la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos y 1.157 a la reserva de la Biosfera de Gran Canaria.

Declaración institucional

El Consejo de Gobierno de Canarias ha querido, también, mediante una declaración institucional expresar públicamente su reconocimiento al trabajo llevado a cabo por todos los efectivos de los gobiernos autonómico, insular, locales y estatal.

Así, muestra su agradecimiento al trabajo realizado por los efectivos del área de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, EIRIF del Gobierno de Canarias con base en La Palma, La Gomera y El Hierro, el Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) del Gobierno de Canarias, el Consorcio de Emergencias de Gran Canaria, la Unidad Militar de Emergencias con los destacamentos de Gran Canaria, Tenerife y Sevilla, Policías Locales y Protección Civil de varios municipios, Servicio de Extinción de Incendio, Salvamento y Rescate de Las Palmas de Gran Canaria, Cuerpo General de la Policía Canaria, Policía Nacional, Guardia Civil, Servicio de Urgencias Canario y Cruz Roja y diferentes grupos de voluntario, con especial mención a los bomberos voluntarios y al Colegio de Veterinarios de Gran Canaria, que han participado y han colaborado para mitigar los efectos y en la extinción del incendio forestal que comenzó el pasado 20 de septiembre en la isla de Gran Canaria.

Asimismo, el Consejo de Gobierno ha querido mostrar su pesar por el fallecimiento de una vecina de San Mateo y muestra sus condolencias a familiares, amigos y vecinos. Al mismo tiempo, muestra su apoyo con los ayuntamientos de la Vega de San Mateo, Tejeda, San Bartolomé de Tirajana. Valsequillo, Agüímes, Santa Lucía de Tirajana, Ingenio, Valleseco y Telde.

El Consejo de Gobierno agradece, además, a todas las administraciones su solidaridad con la isla de Gran Canaria, un agradecimiento que hace extensivo a colectivos, ciudadanos y empresarios que han ofrecido todos los medios que estaban a su alcance.

Por último, el Gobierno ha querido agradecer la actitud solidaria y responsable del pueblo de Gran Canaria en las tareas de extinción y su colaboración en las labores de evacuación.

ansite