Microalgas: ¿Qué son y por qué llegan a nuestras playas?.

Información sobre el bloom de microalgas presente en las costas de Canarias
CANARIAS SALUDABLE· El afloramiento masivo o bloom de microalgas que está afectando a nuestras costas responde a un fenómeno natural en la dinámica de los ecosistemas marinos. Es un fenómeno propio de zonas tropicales donde tienen una presencia permanente, mientras que en zonas templadas su presencia es esporádica, y obedece como todos los eventos que tienen lugar en la naturaleza, a un conjunto de causas y en este caso: un aumento de la temperatura del agua del mar, la irradiación solar, la calma atmosférica y la calima.

Son mal llamadas microalgas, porque en realidad son bacterias, cianobacterias de la especie Trichodesmium erythreaum, cuyas células se agrupan formando una densa capa de unos centímetros de espesor, de color marrón verdoso, cubierta por un fino mucílago que le confiere un aspecto gelatinoso u oleoso, que la gente identifica como una ‘nata de color marrón verdoso’ que permanece flotando sobre la superficie del agua, y se desplaza por efecto de las corrientes, las mareas y el viento. Y que por su aspecto puede confundirse con vertidos de aguas residuales.

Por ello desde la Dirección General de Salud Pública se informó desde el primer instante en que se produce la irrupción de este evento, de dos cuestiones:

Cómo se puede identificar su presencia a simple vista: masa de color marrón verdoso de intensidad variable y la posible formación de espumas de aspecto más o menos viscoso u oleoso, que se puede confundir fácilmente con un vertido de aguas residuales.

Dado que el efecto para la salud se describe como una “irritación ocasional de la piel”, es por lo que se recomienda evitar todo contacto con la floración, y abstenerse del baño en      la zona ocupada por la masa de microalgas. Pudiendo disfrutar del baño en el resto de la playa.

Estas indicaciones se facilitaron a los ayuntamientos, para que los servicios de salvamento y socorrismo y la policía local destacada en las playas pudiera informar correctamente a la ciudadanía.

Es cierto que se producen vertidos indeseables de aguas residuales al mar, mal depuradas o sin depurar, y es cierto que estamos ante un afloramiento masivo de microalgas, pero la asociación de estos dos eventos, y la imputación de uno a otro, carece de base científica que lo justifique, por lo que desde el punto de vista técnico es un error que contribuye a la      desinformación de la población.

La depuración de la totalidad de las aguas residuales que se producen en Canarias ha sido y es, una demanda contante y un objetivo prioritario de Salud Pública, conscientes de que es la mejor y más eficaz medida conocida para la protección de la salud de la población expuesta a un riesgo evitable. Por ello, todas las decisiones y medidas que se adopten para      conseguirlo, van a contribuir a una indudable mejora de la calidad de vida, el bienestar y la salud de toda la población del archipiélago canario.

Mientras llega ese momento, para proteger la salud de las y los bañistas y garantizar la  calidad de las aguas de baño,  la Dirección General de Salud Pública lleva a cabo un Programa de Vigilancia y Control Sanitario de la Calidad de las Aguas de Baño de Canarias, siguiendo el mandato de la normativa sanitaria, contenida en el Real decreto      1341/2007, de 26 de octubre, sobre la gestión de la calidad de las aguas de baño y los criterios de la Organización Mundial de la Salud, cuyos resultados resumidamente son los siguientes:

· Un censo de 175 playas, con 217 puntos de muestreo de control sanitario.

· Son sometidas a inspección y recogida de muestras para su análisis, programados anualmente, con una periodicidad quincenal o mensual, dependiendo de la época del año, de la frecuentación de la playa y sobre todo de los posibles riesgos que puedan detectarse.

· Los análisis se realizan en los laboratorios insulares de Salud Pública que tienen sus técnicas acreditadas por la Entidad Nacional de Acreditación -ENAC- para este tipo de ensayos. En ellos se investiga la presencia de los indicadores de contaminación fecal establecidos por la normativa: Escherichia coli y Enterococos intestinales.

· Cuando en una playa calificada como apta para el baño, se observa una superación de sus valores habituales de calidad, aun dentro del rango de aptitud,  se abre un periodo de seguimiento en el que se incrementa el número de inspecciones y de análisis, con objeto de comprobar si se recuperan sus valores habituales.
· Cuando los resultados alcanzan valores indicativos de calidad insuficiente, se recomienda la abstención del baño como medida de protección de la salud, y se pone en conocimiento del ayuntamiento para la investigación y corrección de las posibles causas, en colaboración técnica con la Dirección General de Salud Pública.

· Los resultados de las 2.691 inspecciones y de los 5.327 análisis realizados en las playas de Canarias a lo largo del año 2016, son contundentes, e indican una calidad sanitaria excelente en el 98,2% de las playas, buena en el 0,9% ( sin datos el 0,9% restante), sin rastro de contaminación microbiológica.
Estos datos obran en poder de la Agencia Europea del Medio Ambiente de la Comisión Europea a la que los traslada anualmente el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, e indican que las aguas de baño de Canarias cumplen los máximos estándares de calidad establecidos en la Directiva 2006/7/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a la gestión de calidad de las aguas de baño.

· En lo que va de año 2017 y hasta el pasado día 8 de agosto, se había hecho 1872 inspecciones y 3789 análisis, por un equipo de 55 técnicos inspectores de salud pública farmacéuticos de las Áreas de Salud.

Las Palmas de Gran Canaria, a 11 de agosto de 2017
Mª Luisa Pita Toledo
Jefa de Servicio de Sanidad Ambiental
Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud

GranCanariaTv.com