Mejoras en la Plaza de San Fernando.

El Ayuntamiento proyecta mejorar la Plaza de San Fernando con una inversión municipal de 300.000 €
Las obras tienen por objetivo impermeabilizar y reacondicionar el graderío, aumentar y mejorar las condiciones de habitabilidad del local social donde se desarrolla el proyecto Caipsho, y renovar el pavimento y la zona de sombra de la entrada a la Iglesia


El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ya dispone de un proyecto técnico para llevar a cabo la remodelación de la Plaza de San Fernando, en cuyas obras de mejora se prevé una inversión municipal cercana a los 299.900 euros.

Las obras que se proyectan, recogidas en el Plan Municipal de Inversiones para este 2017, están destinadas a mejorar tres enclaves concretos de la Plaza, como son la zona de su graderío, el local social situado bajo esa misma tribuna y el espacio que sirve de antesala y entrada a la Iglesia de San Fernando.

Los trabajos en el graderío serán los de mayor envergadura. Van encaminados a su demolición y repavimentación para lograr su impermeabilización y subsanar definitivamente las cuantiosas filtraciones y humedades que se producen en él en épocas de lluvia, que afectan a la habitabilidad del local social situado bajo el mismo.

Para la ejecución de estas obras en el graderío, que ocupa unos 908 metros cuadrados, se procederá mediante el uso de un camión grúa a la retirada de las gradas, formadas por losas de hormigón armado, y a la repavimentación de las zonas horizontal y escalonada del mismo mediante la aplicación de poliuretano y emulsión bituminosa y la colocación de losetas Vulcano debidamente señalizadas para cumplir con los requisitos de accesibilidad. Las obras de impermeabilización también conllevarán una actuación de cierre del trasdós del muro enterrado anexo a la Plaza

El local social
El local social viene siendo utilizado desde hace años, concretamente desde 1.999, para el desarrollo del proyecto psicosocial Caipsho (Centro de Acogida e Intervención Promocional con Personas sin Hogar) articulado por personal voluntario de Caritas Diocesana.

Las acciones previstas en dicho local social tienen por objetivo mejorar notablemente sus condiciones de habitabilidad. Para eso, junto a las obras de impermeabilización con acciones directas en techos y paredes, se realizarán también trabajos destinados a dotar a estas instalaciones de uso social que ocupan unos 275 metros cuadrados de mayor ventilación e iluminación natural.

En la entrada de la Iglesia, y de acuerdo con una petición que formula la comunidad parroquial, se proyecta mejorar la estética en su conjunto mediante la instalación de una pérgola dimensionada para la creación de una gran superficie de sombra, y la sustitución y mejora del actual pavimento, que se encuentra bastante deteriorado.

GranCanariaTv.com