I Feria Insular de la Papa de Gran Canaria.

Las distintas variedades de papa de Gran Canaria, auténtica joya de la agricultura y la gastronomía de la isla, se unen en Teror los próximos 1, 2 y 3 de septiembre para mostrar al público sus beneficios en la I Feria Insular de la Papa de Gran Canaria, un encuentro organizado por la Consejería de Sector Primario y Soberanía Alimentaria del Cabildo que cuenta con ponencias técnicas y degustaciones públicas entre otras actividades. 


El consejero de Sector Primario y Soberanía Alimentaria, Miguel Hidalgo, recordó la importancia histórica de la papa en la agricultura insular, un producto agrícola que "tiene una presencia singular en la gastronomía y en la dieta de los canarios y de quienes nos visitan, al ser uno de los productos más reconocidos del sector primario".

En opinión del consejero, en Gran Canaria "existen magníficos quesos, excelentes vinos y exquisitos productos tropicales pero en cambio es la papa arrugada la famosísima en el mundo". Para Hidalgo, este reconocimiento viene dado "por méritos propios, dada su excelente calidad y variedad".

El Alcalde Teror, Gonzalo Rosario, destacó la conveniencia de organizar en el municipio esta I Feria de la Papa dado que se trata de un enclave "con gran importancia del sector primario, que además cuenta afortunadamente con un sitio único como es la Finca de Osorio del Cabildo y por tanto con un magnífico espacio agrícola", consideró.


La Feria, que se celebrará principalmente en la sala de conferencias y exposiciones del Palacio Episcopal de Teror enmarcada en la programación de actos de las Fiestas en Honor a la Virgen del Pino, incluirá la entrega de premios de la Cata Insular de Papa de Gran Canaria, un certamen que ya va por su novena edición que permitirá conocer cuál es la mejor papa de arrugar de la isla, cuál la de freír y cuál la de sancochar, además de la mención especial a la mejor papa de Gran Canaria 2017.

Además de los resultados de la cata de papas de este año 2017 y del histórico de ensayos de años anteriores, la Feria contará con proyecciones de videos, exposiciones, charlas y hasta degustaciones de las mejores variedades y degustaciones abiertas al público como modo de dar valor a este producto gastronómico de primer nivel con el que cuenta Gran Canaria.

En la Isla de Gran Canaria se cultivan actualmente unas 1.200 hectáreas de papas de consumo con una producción aproximada anual de unos 18.340.951 kilogramos, lo que supone el 40 por ciento del total de papas consumidas en la isla.

El total anual producido en la provincia de Las Palmas, 18.340.951 kilogramos, supone el 54,78 por ciento del volumen de papa cultivada en Canarias, una cantidad que asciende a los 33.482.801 kilogramos al año.

Los primeros datos históricos relativos al cultivo de la Papa en la isla de Gran Canaria, se remontan al año 1573. Según Hamilton, en el año 1934 en anotación encontrada en los libros de contabilidad del Hospital de la Sangre de Sevilla, del archivo hispalense, la primera fecha de la entrada de papas en Europa fue en el año 1573.

El profesor Lobo-Cabrera en un estudio del año 1988, manifiesta que la introducción del cultivo de la papa en Canarias podría haberse realizado en el siglo XVI, entre los años 1550 y 1560.

La segunda referencia de papas, y hasta ahora la más antigua y que ha tenido una mayor difusión mundial, data de noviembre de 1567, en la que un notario público da fe del envío de mercancías desde Gran Canaria a Amberes.

GranCanariaTv.com