Detenido por 3 robos en el mismo comercio en Moya.

· Los hechos se cometieron en el municipio de Moya entre el 10 de mayo y el 12 de julio

· El detenido aprovechó su conocimiento del barrio y del establecimiento para acceder todas las veces de forma rápida, robando siempre las cajas registradoras del dinero
09 de agosto de 2017.- Agentes de la Guardia Civil del Puesto Principal de Santa María de Guía, en Gran Canaria, han detenido el pasado día 17 de julio a una persona de iniciales I.D.S., de nacionalidad española, de 26 años de edad y con numerosos antecedentes policiales, como supuesto autor de un delito continuado de robos con fuerza en las cosas, concretamente tres pero todos cometidos en el mismo comercio situado en el barrio costero de El Altillo.

Primera denuncia
La investigación comenzó el pasado día 10 de mayo mediante la denuncia del propietario del establecimiento en cuestión, que informó a los agentes sobre un robo cometido la madrugada anterior, donde el autor del delito entró rompiendo parte de una puerta y a continuación sustrajo la caja registradora con su correspondiente recaudación.

Inicio de la investigación y nuevos robos
En este momento se iniciaron las pesquisas policiales sobre los indicios recogidos en la local comercial, pudiendo constatar un perfil de autor que actuaba solo, con conocimiento del lugar y con gran rapidez. Sin embargo el propietario del establecimiento volvió a presentar dos denuncias durante el mes de julio por robos similares al primero.

Tras la visualización de las imágenes de varias cámaras de seguridad y las gestiones realizadas por los investigadores en el lugar de los hechos, así como la colaboración ciudadana, los agentes del Área de Investigación del citado Puesto Principal obtuvieron nuevas indicios que apuntaban a un único autor, vecino de la zona y con un amplio historial delictivo.

Finalmente la Guardia Civil detuvo el pasado día 17 a I.D.S. como presunto autor de los tres robos con fuerza descritos, lográndose la recuperación de las dos cajas registradoras robadas, entregadas por el propio autor tras el reconocimiento de los hechos, pero no así de los importes en efectivo.

Modus operandi
El autor, con antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio, era buen conocedor de la zona y del establecimiento, lo cual le permitió robar hasta tres ocasiones aprovechando las horas nocturnas para sustraer la recaudación. La rapidez de estas acciones, centradas únicamente en las cajas registradoras y el dinero que estas contenían, así como las precauciones tomadas por el individuo (utilización de ropa larga, ocultación del rostro y guantes) no impidió que finalmente fuera plenamente identificado y detenido.

ansite