Vídeovigilancia en Moya contra los vertidos de residuos.

El Ayuntamiento de Moya instalará cámaras de videovigilancia para erradicar los vertidos de residuos incontrolados

· El Consistorio norteño confía en resolver así los problemas de incivismo agravados en las últimas semanas con la aparición en las vías públicas de todo tipo de enseres y trastos, desde colchones, electrodomésticos y muebles, hasta escombros de obras, placas de uralita o envases de productos fitosanitarios; pese a tener habilitado para los vecinos un servicio municipal de recogida de residuos sólidos a domicilio, en el teléfono 928 611 255 extensión 280

· Esta medida irá acompañada de una campaña informativa y de concienciación para difundir la importancia de cumplir la Ordenanza General de Convivencia Ciudadana de la Villa de Moya y para la que el Ayuntamiento moyense espera contar con la colaboración del Cabildo de Gran Canaria

El Ayuntamiento de la Villa de Moya ya ha iniciado los trámites con la Delegación del Gobierno en Canarias para instalar sistemas de cámaras de videovigilancia en diferentes puntos del municipio, que permitan erradicar los vertidos de residuos incontrolados que se están produciendo en algunas zonas e identificar a los causantes para su correspondiente sanción, en base a la Ordenanza General de Convivencia Ciudadana de la Villa de Moya. Una medida con la que el Consistorio norteño confía en resolver los problemas de incivismo que se han agravado en las últimas semanas, con la aparición de todo tipo de enseres y trastos en las vías públicas, desde colchones, electrodomésticos y muebles, hasta escombros de obras, placas de uralita y envases de productos fitosanitarios, entre otros residuos de uso particular altamente contaminantes e inflamables. Todo ello pese a tener habilitado para los vecinos un efectivo servicio municipal de recogida de residuos sólidos a domicilio, llamando al teléfono 928 611 255 extensión 280.

“Seremos implacables con estos comportamientos por parte de una minoría de personas que no sólo están empañando el civismo que en líneas generales demuestran los moyenses, sino que están causando muchas molestias a todos los vecinos con estos vertidos descontrolados que generan suciedad, focos de infección y una mala imagen”, manifestó el alcalde, Poli Suárez. “Ponemos los medios para facilitar la retirada de los residuos con una simple llamada al Ayuntamiento y aún así hay personas que no son capaces de cumplir unas mínimas normas de convivencia”, lamentó el primer edil norteño, quien se mostró hastiado “de tener que dedicar recursos municipales en balde, que nos cuestan dinero a todos los moyenses, pues limpiamos los trastos que los incívicos dejan en la calle un día y al siguiente vuelven a aparecer más”. En este sentido, Suárez solicitó también la colaboración ciudadana para detectar estas situaciones e hizo un llamamiento para que “quienes sean testigos de estas conductas, nos avisen”, concluyó.

Asimismo, con el fin de difundir entre la población la importancia de respetar una serie de normas de convivencia para el bien común, el Ayuntamiento de la Villa de Moya complementará la instalación de las cámaras de videovigilancia con una potente campaña informativa y de concienciación, mediante la distribución de carteles en los puntos de recogida de residuos repartidos por el municipio y envío de folletos a todos los hogares. Además de diferentes acciones en los medios de comunicación municipales, redes sociales, página web y emisora de radio. Una campaña para la que el Consistorio moyense solicitará la colaboración del Cabildo de Gran Canaria, con medios técnicos y económicos que contribuyan a erradicar estos actos que también afectan a la imagen de la isla entre los turistas, quienes encuentran una estampa de parajes naturales de gran belleza empañada por pequeños vertederos descontrolados en los márgenes de las carreteras.

ansite