Vídeo: Onalia Bueno explica "el desmadre" en Arguineguín.

El Ayuntamiento de Mogán no celebrará futuras ediciones de la zona de música de la fiesta del agua
La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, confirmó este martes 11 de julio en una rueda de prensa sobre los hechos acontecidos el pasado domingo 9 de julio durante el Festival del Agua Arguín H2O que “la zona de música de la fiesta del agua no se volverá a reeditar mientras este grupo de gobierno esté en el cargo”. El Consistorio mantendrá en futuras ediciones el ludoparque acuático con hinchables “que tuvo gran éxito y buena acogida por las familias que disfrutaron de un divertido día de playa”, apuntó Bueno.


La alcaldesa estuvo acompañada durante la rueda de prensa del concejal de Seguridad, Mencey Navarro, y de representantes de la Policía Local de Mogán, entre ellos el jefe del cuerpo, Tomás Hernández. Asimismo, varios concejales del grupo de gobierno asistieron a la rueda de prensa en muestra de apoyo.

Onalia Bueno comenzó indicando que “el grupo de gobierno intentó buscar otro formato para este evento con el objetivo de evitar y prevenir los botellones que se han dado en anteriores ediciones. Así, se cambió la localización, se realizó en un espacio abierto, se dividió el Festival en diferentes zonas (zona de música en la avenida Miguel Marrero y ludoparque acuático con hinchables en la playa de Las Marañuelas) y se advirtió de que se realizarían controles de seguridad”.

“Sin embargo”, continuó la alcaldesa, “reconocemos que nos hemos equivocado manteniendo la zona de música de la fiesta del agua, por lo que en futuras ediciones no se volverá a celebrar, ya que las Fiestas del Carmen son para el pueblo, no se pueden volver a convertir en un macrobotellón”.

Bueno indicó que “durante la primera hora y media del evento abundaba una gran cantidad de jóvenes, se habían dado tres comas etílicos de tres mujeres de 15 años de fuera del municipio y varios jóvenes lanzaron objetos al escenario, además de un conato de pelea que disolvió la Policía Local”. “A las 15:00 horas”, continuó la regidora, “llegaron 7 nuevas guaguas repletas de menores de edad que traían desde su lugares de origen bolsas y mochilas con alcohol. A pesar del control policial que hubo en los establecimientos de las zonas, los propios empleados de los establecimientos manifestaban que los mayores de edad compraban el alcohol y luego lo repartían con los menores que les acompañaban”.

Agresión a un policía
A estos incidentes se sumaron dos agresiones de asistentes a un policía y a un operario de limpieza. El policía fue agredido por un joven de 18 años y 3 días de edad que propinó al agente un cabezazo en el maxilar inferior.

El concejal de Seguridad, Mencey Navarro, señaló también que “los más de 30 efectivos de la Policía Local de Mogán se dividieron durante el domingo 9 de julio en varias zonas: controles en la entrada de Arguineguín, en la salida de la rotonda de la cola de la ballena, controles preventivos por el perímetro de la fiesta y controles dentro de la propia fiesta”.

El edil procedió a dar los datos recabados en un informe realizado por los efectivos que se encontraban en el perímetro de la fiesta, entre los que destacaron datos como las 392 identificaciones realizadas, 92 denuncias por consumo de bebidas alcohólicas en vías o espacios públicos fuera de zonas autorizadas, 6 denuncias por estacionamientos de vehiculos en condiciones de habitabilidad (autocaravanas) y 6 asistencias con requerimiento al puesto avanzado sanitario para la atención de menores con intoxicación etílica.

Este informe señaló que “el 99% del público identificado eran adolescentes con una edad comprendida entre los 15 y los 19 años”. Navarro apuntó que “quedan pendientes de emisión los informes de los agentes que se encontraban dentro de la fiesta y en los controles de entrada de Arguineguín y en la rotonda de la cola de la ballena, que seguramente aportarán más datos”.

El jefe de la Policía Local añadió que “fuentes de Global nos trasladaron que, a las 20:00 horas, del domingo 9 de julio ya habían fletado 14 guaguas de 90 plazas como servicio extra”. Lo que supondría el desplazamiento de más de 1.200 jóvenes a otros municipios de la isla, además de las “12 guaguas particulares que también se identificaron”, apuntó Tomás Hernández.

Bueno concluyó reiterando “la gran labor que hicieron los efectivos de la Policía Local de Mogán, que gracias a su actuación se evitó que la situación fuese a peor” e indicó que “hay que hacer una reflexión de la responsabilidad de esos padres, que permiten o no controlan que sus hijos se trasladan a otro municipio con alcohol y otras sustancias”.

GranCanariaTv.com