"Salvando la sal" en la Plaza de Santa Ana (martes y miércoles).

El Festival TEMUDAS presenta 'Salvando la sal', obra canaria que reflexiona sobre las contradicciones del 'primer mundo' y los medios de comunicación

La obra escrita por el joven dramaturgo Maykol Hernández se cuestiona cuál es verdaderamente el mundo subdesarrollado

La Plaza de Santa Ana acogerá su estreno mundial mañana martes 25 de julio a las 22:00 horas. Habrá una segunda función el miércoles 26 de julio

Las Palmas de Gran Canaria, lunes 24 de julio de 2017.-
El Festival de Teatro, Música y Danza TEMUDAS presentó hoy Salvando la Sal. Una producción, dirigida por Romina R. Medina, de 90 minutos de duración con un equipo íntegramente canario de la compañía El Bambalinón Teatro que tendrá su estreno mundial mañana martes 25 de julio a las 22:00 horas en la Plaza de Santa Ana y que tendrá una segunda función al día siguiente, miércoles 26 de julio a la misma hora.

Salvando la Sal, que recibe el apoyo de Dorada Especial, fue presentado hoy lunes 24 de julio en los soportales de las Casas Consistoriales (plaza de Santa Ana) por la directora del Festival de Teatro, Música y Danza TEMUDAS, Marisol García, acompañadas por el autor de la obra, Maykol Hernández, y las actrices Esther Muñoz, también productora de la creación, y María de Vigo y el actor Mingo Ávila.

Salvando la sal cuenta la historia de Qamar y Almuhit, dos mujeres migrantes que deciden embarcarse en una patera en busca de un futuro mejor. Su objetivo, “salvar” la sal para salvarse a sí mismas y a sus familiares. Sin embargo, nada es lo que parece en este viaje…

La obra se postula como una necesaria llamada de atención a la frivolidad y al progresivamente “más disparatado” mundo de la televisión. Se erige así, en una crítica ácida contra los cada vez más habituales “abusos” que el primer mundo ejerce sobre lo que, paradójicamente, se considera desde este primer mundo, con todas sus contradicciones, como tercer mundo. La obra propone una cuestión vital y reveladora al espectador: ¿Cuál de estos dos “mundos” es el verdaderamente subdesarrollado?

Salvando la sal, cuya propuesta escenográfica parte de un planteamiento austero con el que se resalte la inmensidad espacial en la que se encuentran los personajes, la inmensidad del vacío, del océano, está escrita por el dramaturgo Maykol Hernández, creación que le valió el Accésit Marqués de Bradomín en el año 2009. “Este un proyecto con alma y mucho amor, pero sobre todo, con una gran profesionalidad. Con la obra no solo queremos entretener. Invitamos también a la reflexión del público”, aseguró Hernández.

La producción nació de la necesidad vital de la directora de la obra, Romina R. Medina, y de una de las actrices protagonistas y creadora de El Bambalinón Teatro, Esther Muñoz, de generar un primer proyecto conjunto sólido con personas formadas y experimentadas que fomentara la visibilidad de las mujeres en puestos de poder en el ámbito teatral canario. Según Hernández, esta “es una apuesta por la presencia de la mujer al frente de proyectos artísticos y teatrales” ya que éste es un campo donde “la balanza se descompensa bastante a favor de los hombres”. Esta apuesta también provocó un cambio en el texto ya que en un principio los personajes principales eran hombres. Sin embargo, el cambio a que las protagonistas fuesen mujeres “ha dado un resultado en el que se ha ganado bastante”.

Esther Muñoz, actriz y productora de Salvando la sal, dijo que su participación como protagonista es un trabajo “bastante intenso de búsqueda” al tener que ponerse en la piel de una de las inmigrantes. Aunque –recalcó- esta obra “va mucho más allá de la inmigración”. Por otro lado, señaló que su participación como productora es “todo un reto” en cuanto al apartado técnico al tratarse de un “proyecto multidisciplinar”.

Por su parte, María de Vigo, actriz y otra de las protagonistas, aseveró que “Romina –directora- ha conseguido crear un proyecto que no es fácil de ver ni en Canarias ni en ningún otro lugar del Estado por su faceta multidisciplinar”.

Un proyecto que se marca como principal objetivo profundizar en temáticas tan actuales que evocan una indispensable reflexión: la migración, la difusa definición de las fronteras, el capitalismo salvaje y el universo de los medios de comunicación; y llevar a escena el reto planteado por el texto desde una perspectiva contemporánea y moderna que fusione distintos formatos como el teatro y el audiovisual.

La producción corresponde a El Bambalinón, una iniciativa que nació hace tres años con la firme intención de producir y programar espectáculos de pequeño y medio formato con un objetivo, además del empresarial y comercial, puramente educativo creando nuevos espacios para el desarrollo de nuevas propuestas como el micro teatro o la micro danza.

Salvando la sal, en su apuesta por el fomento a la creación local, es uno de los espectáculos coproducidos por el Festival TEMUDAS junto al ya estrenado Ida y vuelta, de Jiribillas 3.0 Producciones, y Los niños del XXI, de RC Teatro (1 y 2 de agosto).

ansite