Antonio Morales hizo el saque de honor en el partido de la UD en Tunte.

La Unión Deportiva Las Palmas volvió un año más a Tunte con motivo de las fiestas de Santiago Apóstol. Como viene siendo habitual en las últimas temporadas, el representativo amarillo disputó su primer amistoso de pretemporada en el casco de la Villa de San Bartolomé de Tirajana, como parte de la buena sintonía y colaboración que mantienen el gobierno que preside Marco Aurelio Pérez y la Unión Deportiva Las Palmas, que utiliza el Estadio de Maspalomas para sus primeras semanas de preparación.

El partido de este domingo 16 de julio tuvo, además connotaciones de especial valor emocional para un personaje popular de Tunte. Se había decidido hace varios meses otorgar un homenaje a Antonio Morales Guerra, un significado personaje en el pueblo tirajanero, que además tiene una gran debilidad por el fútbol, y de especial manera por los dos grandes equipos de su vida: el Tunte y la Unión Deportiva Las Palmas. Tanto en manifestaciones deportivas como festivas y de índole popular, Antonio está siempre con tambor y silbato en ristre para animar a los presentes, simular que dirige el tráfico o hacer de vocero de noticias, no siempre ciertas. Antonio Morales es una persona con diversidad multifuncional que lucha a diario por la integración plena y está inmerso en el centro de atención municipal.

En el apartado futbolístico, la presencia de la Unión Deportiva Las Palmas en Tunte supone un culmen de la alegría y clímax personal para Antonio Morales. De ahí que la decisión de nominarle para el saque de honor significó un homenaje al propio Antonio, fiel seguidor e hincha incondicional del equipo amarillo a través de casi medio siglo.

GranCanariaTv.com