Derribo del viejo paseo de la Cícer.

El Ayuntamiento inicia el derribo del viejo paseo de la Cícer para acabar con el desnivel y ganar 2.500 metros de playa

El concejal de Urbanismo, javier Doreste, ha supervisado hoy el inicio de los trabajos de derribo que se prolongarán durante los dos próximos meses

Las Palmas de Gran Canaria, miércoles 31 de mayo de 2017.-
El área de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ha iniciado hoy las obras de derribo del viejo tramo del paseo de Las Canteras situado junto a la nueva pasarela de La Cícer, unas tareas que se prolongarán al menos dos meses. Así lo ha asegurado hoy el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, que ha asistido al comienzo de los trabajos de demolición del viejo mamotreto.

El proceso de derrumbe, que comenzó el pasado día 17 de mayo, con la retirada de las barandillas, así como del pavimento y del alumbrado del viejo paseo que van a ser reutilizados en la nueva pasarela, ha continuado hoy con el derribo parcial. Este derrumbe se realiza mediante varias retroexcavadoras con mordaza hidráulica, que han comenzado a romper y separar el hormigón y retirar los residuos de la estructura del antiguo paseo, de 110 metros de largo, que se encuentra más elevado que el resto de la avenida playera al haberse erigido sobre un viejo edificio de aparcamientos. El proceso de derribo, que no afectará al tránsito de viandantes, ya que desde hace varias semanas ya transitan por la nueva pasarela, se prolongará durante los próximos dos meses.

Los trabajos de demolición conllevan el cierre de las instalaciones de Cruz Roja y el balneario ubicados debajo del paseo a derribar, unas instalaciones provisionales que están totalmente inoperativas. El área de Ciudad de Mar trasladará las dependencias de Cruz Roja y el balneario al paseo de las Canteras junto a la Calle Calletana Manrique para garantizar la continuidad del servicio. Estos trabajos obligan a cerrar el acceso a la playa por la rampa en la que está instalado el balneario, ya que se iniciarán las demoliciones de los muretes de la rampa para poder acceder a los contenedores y proceder a su retirada, seguramente con grúa.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, ha señalado que “asistimos hoy dentro de todo el proceso de creación de la nueva pasarela de la Cícer, a un momento con una fuerte carga de simbolismo, me refiero al hecho de tirar el espantoso mamotreto que se levantó en el pasado y que tantos problemas ha generado en los vecinos de la ciudad, para dar paso a una parte del litoral totalmente nueva, mucho más amable con 3.000 metros más de playa”.

“Teniendo en cuenta el buen ritmo con el que avanzan los trabajos, creemos que podríamos completar una de las obras más importantes que se están llevando a cabo en la ciudad antes de que acabe el año”, ha aseverado Doreste.

Esta segunda fase del proyecto contempla, además de la demolición del antiguo paseo entre las calles Pizarro y California, la construcción de una plaza pública, la instalación de dos escaleras mecánicas, una escalera y dos rampas adaptadas que unirán el paseo con la playa y el soterramiento de la central transformadora situada en uno de los extremos del paseo.

Un total de 29 empresas se presentaron al proceso de licitación encargado por el área de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria a la Sociedad Municipal de Gestión Urbanística (GEURSA), y que fue adjudicado a la empresa Satocan, para llevar a cabo la construcción de la pasarela de La Cícer. El proyecto de reordenación del paseo de Las Canteras en La Cícer que ocupa una superficie total de 9.821 metros cuadrados, supone una inversión de 3.606.707 de euros.

ansite