National Geographic invita a los turistas a hacer senderismo en Las Palmas de Gran Canaria.

El portal de esta prestigiosa publicación subraya el camino que lleva desde el centro histórico al Jardín Canario, los senderos de la Caldera de Bandama y el Sendero Azul de la Bahía de El Confital

La web resalta cómo estos caminos permiten "disfrutar de la ciudad y de su patrimonio natural mientras se practica deporte y se descubren enclaves de gran valor”​

Las Palmas de Gran Canaria, jueves 25 de mayo de 2017.-
National Geographic publicó este 24 de mayo un amplio artículo sobre el Senderismo en Las Palmas de Gran Canaria. La edición en español de esta web de referencia para amantes de la naturales, los viajes o la ciencia resalta como esta actividad en la capital grancanaria “permite disfrutar de la ciudad y de su patrimonio natural mientras se practica deporte y se descubren enclaves de gran valor”, en un reportaje firmado por José Alejandro Adamuz que se centra en la ruta del Guiniguada, desde el centro histórico hasta el Jardín Botánico Viera y Clavijo -el Jardín Canario​-​, Tafira y la Caldera de Bandama o el Sendero Azul de la playa de Las Canteras y la Bahía de El Confital. http://www.nationalgeographic.com.es/viajes/grandes-reportajes/senderismo-las-palmas-gran-canaria_11527

Fotografías de estos enclaves ilustran el contenido y en el que se apunta que “aparte de todo lo que puede ofrecer una ciudad moderna, en Las Palmas de Gran Canaria también puedes calzarte las botas y descubrir su lado más natural, caminando por el litoral y por espacios de gran belleza como la Caldera de Bandama y el Jardín Botánico Viera y Clavijo. Es una suma de turismo urbano y turismo rural. Y siempre con un aliado típico de las Islas Canarias: el clima”.

National Geographic recuerda en este punto el estudio de la Universidad de Siracusa que concluyó que el clima de Las Palmas de Gran Canaria es ​"​el más agradable del mundo, algo que, por otra parte, ya sabían todos los canarios por una básica percepción personal”. Así, el reportaje añade que “gracias al clima privilegiado de Las Palmas de Gran Canaria, con temperaturas medias de 19 °C en invierno y 25 °C en verano, estos tres senderos se pueden recorrer en cualquier época del año y permiten, tanto a locales como a turistas, la práctica del senderismo mientras descubren algunos de los hitos naturales de mayor valor paisajístico, etnográfico y natural de la isla de Gran Canaria”.

El artículo describe la ruta de el Sendero Azul:​ ​​siete kilómetros que arrancan junto al monumento al Atlante y por Las Canteras hacia la playa de El Confital bahía, con hasta 15 paneles informativos y mesas interpretativas sobre la geología de la zona, de la cultura del surf, detalles sobre el hábitat y hasta un recordatorio a la película Moby Dick de John Huston, en 1954. No sin recordar que La Playa de Las Canteras​ es​ "conocida así por el antiguo arrecife que sobresalía del mar y que fue utilizado como cantera para conseguir materiales de construcción con los que se levantaron edificios como la Catedral de Canarias​"​. Las Canteras, certifica la web, "es una de las mejores playas urbanas del mundo”. ​​De ​la​ playa recalca, además, que “está conectada a su vez con la playa de El Confital por un recorrido peatonal que brinda estupendas vistas al Atlántico”.

Sobre los senderos de la Caldera de Bandama, National Geographic ahonda en el origen volcánico de Canarias, y en cómo este sendero ofrece “una excelente oportunidad para indagar un poco más sobre este aspecto geológico e histórico de Gran Canaria”. La Caldera de Bandama, prosigue la información, “es uno de los lugares más sorprendentes de Las Palmas de Gran Canaria. Declarada Monumento Natural y Punto de Interés Geológico, es una caldera de explosión que se formó entre hace 4.000 y 5.000 años”.

Finalmente, Adamuz describe el sendero del Guiniguada, que conecta el centro histórico con el Jardín Canario. Apunta primero que “el barrio de Vegueta, el más antiguo de las Palmas de Gran Canaria, es un reclamo para todo visitante de la ciudad que no pueden resistirse a un paseo por sus cuidadas calles peatonales, disfrutando de la arquitectura colonial, de plazas, de la Catedral Basílica de Santa Ana, o de museos como la Casa Colón”. Y luego profundiza en los detalles de un camino que parte de su borde, por el barrio de San Nicolás, y junto a El Pambaso, para completar unos 7,5 kilómetros que dejan atrás la ciudad “para adentrarse en la naturaleza colindante hasta llegar al Jardín Botánico Viera y Clavijo”.

De este modo, el sendero, “que se puede realizar caminando o en bicicleta”, transcurre por el barranco del Guiniguada a través de varias explotaciones agrícolas y ganaderas, y “permite conocer algunas cuevas aborígenes y a uno de los elementos vegetales más del ecosistema de la isla, la palmera canaria”. Al final de la ruta, se añade, “espera un remanso de paz de 27 hectáreas, el Jardín Botánico, un tesoro botánico, además de ser el hogar del lagarto gigante de Gran Canaria, especie endémica de Gran Canaria y el mayor lagarto del mundo de la familia de los Lacértidos”.

La publicación de National Geographic se hace eco de este modo de la difusión realizada por la Concejalía de Turismo de Las Palmas de Gran Canaria días atrás sobre los valores de la ciudad para el senderista, en una acción que profundiza en la promoción de la capital grancanaria como un destino con diferentes atractivos para el turista, más allá de los tradicionales valores del buen clima, el sol y las playas. Una línea de acción que se ajusta a lo contemplado en el Plan de Marketing que desarrolla Turismo.

GranCanariaTv.com