Detenidos por intentar quemar a un indigente en San Telmo.

En la estación de autobuses de San Telmo (Las Palmas de Gran Canaria)
La Policía Nacional detiene a dos jóvenes que intentaron quemar a un indigente

 La víctima, que dormía tapado por una cortina de baño a modo de manta, no ha sufrido lesiones ni daños gracias a la rápida intervención de un vigilante de seguridad

 Uno de los arrestados lanzó una colilla encendida sobre esta persona y alertó posteriormente al vigilante de seguridad haciéndose pasar por testigo de los hechos

 Al ver que no ardía, un amigo suyo fue quien finalmente prendió fuego intencionadamente a la tela que cubría el  cuerpo del hombre que pernoctaba en las instalaciones

18-mayo-2017.- Agentes de la Policía Nacional han detenido en Las Palmas de Gran Canaria a dos jóvenes con antecedentes policiales como presuntos autores de los delitos de odio y tentativa de homicidio. Los arrestados prendieron fuego a la cortina de baño que cubría a modo de manta a un indigente que pernoctaba en la estación de autobuses de San Telmo. Uno de los ellos lanzó una colilla encendida sobre la manta y alertó posteriormente al vigilante de seguridad alegando ser testigo de los hechos. Al ver que no ardía, un amigo suyo fue quien finalmente prendió fuego intencionadamente a la tela que cubría el cuerpo del hombre que pernoctaba en las instalaciones.

Envuelto en llamas
Los hechos se desencadenaron la noche del pasado 10 de mayo cuando un vigilante de seguridad alertó a un indigente que pernoctaba en la estación de autobuses de San Telmo, de que la cortina de baño que lo cubría a modo de manta estaba envuelta en llamas. Inmediatamente acudieron al lugar varias patrullas policiales que asistieron al hombre, que no sufrió daños gracias a la rápida intervención del vigilante de seguridad, que le quitó de encima la manta para arrojarla al suelo y pisotearla hasta que consiguió sofocar el fuego.

El vigilante de seguridad fue avisado por uno de los presuntos responsables,  que manifestó haber sido testigo de los hechos. Este individuo había lanzado una colilla encendida sobre la manta de la víctima y al ver que no ardía, un amigo suyo prendió fuego de nuevo e intencionadamente hasta incendiarla. El primero de los implicados, que se hizo pasar por testigo, facilitó las características físicas de su amigo a los agentes que acudieron al lugar. Inmediatamente, los policías iniciaron un dispositivo para localizarlo. Gracias a la investigación, se determinó la participación de ambos en los hechos y el primer responsable fue arrestado tras prestar declaración en sede policial. Cinco días después los agentes localizaron y detuvieron al segundo en el municipio de Arucas (Gran Canaria).

GranCanariaTv.com