Vertido ilegal de aguas residuales desde un Centro Comercial de Telde.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas denunció administrativamente el 6 de abril un vertido ilegal de aguas realizado a través de la red de aguas pluviales de un centro comercial del municipio de Telde (Gran Canaria).
La Guardia civil explicó que la investigación se inició gracias a un ciudadano que comunicó al SEPRONA de San Mateo la posible existencia desde hacía mucho tiempo de un posible vertido de aguas residuales sobre un barranquillo situado en las inmediaciones de un complejo comercial de Telde, produciendo olores desagradables en las proximidades.

Así, los componentes del SEPRONA comenzaron la labor para determinar y localizar el punto del inicio del vertido, comprobando que la salida de las aguas a la superficie se realizaba a través de la red de aguas pluviales del referido Centro Comercial.

Los agentes inspeccionaron las arquetas de registros de la red de pluviales de la zona y observaron como las aguas discurrían de forma continua y que aparentemente todos los indicios señalaban a que podía tratarse de aguas residuales.

El SEPRONA formalizó dos infracciones administrativas al responsable del negocio de restauración inmueble por supuestas infracciones administrativas al Reglamento Regulador del uso y vertidos a la red de alcantarillado de Telde y a la Ley 12/1990, de 26 de julio, de Aguas, remitidas al Ayuntamiento de Telde y al Consejo Insular de Aguas del Cabildo respectivamente, al considerar que pudiera existir una conexión no autorizada, a la red separativa de pluviales y un vertido, que pueda deteriorar la calidad del agua superficial o subterránea o a las condiciones de desagüe del cauce receptor sin la correspondiente autorización.

Conforme a la normativa vigente sancionadora en materia de aguas, la infracción podría oscilar entre los 600 euros y los 6.000 euros

ansite